"Sensus, el universo en sus ojos", el primer cómic de México en braille

La obra busca promover la lectura y la inclusión social de los discapacitados visuales.
Jorge Grajales es el guionista de la historieta.
Jorge Grajales es el guionista de la historieta. (Jesús Quintanar)

México

Dos mexicanos desarrollan el primer cómic en braille para acercar el género de las historietas a las personas con discapacidad visual; el reconocido ilustrador Bernardo Fernández (Bef) que se encarga de darle vida a las imágenes del guión de Jorge Grajales, débil visual que con su experiencia logra crear una cautivante historia para todo tipo de personas.

La idea original del proyecto es financiada por Nacional Monte de Piedad, logrando demostrar que los cómics no nada más son entretenimiento, sino que también sirven como herramienta de acción social.

“Es el trabajo de mayor proyección social que he realizado, demostrando que los cómics pueden comunicar y concientizar temas sensibles”, comentó Bef.

La ceguera es la segunda discapacidad en México, una población que se enfrenta a problemas de integración cultural y educativa.

Sensus, el universo en sus ojos es un proyecto que promueve la inclusión, pues se dirige a todo el público y permite una lectura compartida entre invidentes y personas visualmente funcionales.

Su estructura radica en un guión  bilateral con viñetas en braille e ilustraciones visuales que complementan el guión. Además, al final de cada ejemplar se incluye un alfabeto en braille con la intención de interesar a los lectores en entender ese sistema.

Testimonios

Diego Martínez, invidente de 28 años que leyó Sensus, comentó: “Más que llevarnos lectura, nos permiten acercarnos a la cultura de esta época. Permiten que me sienta el personaje principal de la historia y  sentirme más libre, pues muchas veces dependo de que alguien me lea”.

A pesar de que Sensus solo tendrá tres ejemplares, ha sido la venta número uno en los primeros meses de este año en las librerías El Péndulo, superando las expectativas de los propios autores y financiadores del proyecto,

Nacional Monte de Piedad ha desplegado la campaña Leer Bien para Aprender Mejor, que con cada compra del cómic aporta lentes a niños de escasos recursos con deficiencia visual.

Marco Rojas tiene 46 años, hace tres se quedó ciego, depende totalmente de su madre y su vida dio un giro radical. La Escuela Nacional para Ciegos Ignacio Trigueros, en Mixcalco, logró preparar a Marco para una integración socioeducativa, donde se les enseña el braille, ábaco, computación y se les apoya para concluir sus estudios.

La escuela abrió sus puertas en 1927 en el centro del Distrito Federal, y casi un siglo después aún sigue siendo desconocida. Su función supera la preparación educativa, ya que también se prioriza la formación social proporcionando las herramientas para que los invidentes puedan ser independientes.

Acceso a libros

“Pedir dinero en la calle no es una opción. Sí, ser ciego es difícil, pero quiero salir adelante, la educación es una gran alternativa para nosotros”, comentó Rojas.

La Biblioteca Vasconcelos es de los poco recintos donde cuentan con un respetable número de obras en braille, con cuentos, fábulas y novelas clásicas. Los invidentes que la visitan comentan que hay áreas específicas donde hace falta mucho material, como lo es en ciencias exactas que son los temas que con más dificultad se encuentran en braille. 

“Mi libro favorito es El Principito”, señala Mariana Rodríguez, que también padece ceguera.

Uno de sus mayores obstáculos es estudiar. “Al no haber suficiente material en braille se les está negando el derecho a la lectura y por lo tanto a la cultura. Es importante la producción de más material en braille”, opinó el ilustrador de Sensus.

La obra es un referente para insistir en la inclusión y adaptar la cultura a las personas invidentes. El primer cómic en braille demuestra que ciegos y videntes pueden compartir su lectura y desarrollar una relación de  ayuda mutua y tolerancia.

Claves

Problema de visión

- El catálogo en braille de la Biblioteca Vasconcelos tiene 759 títulos, mientras que el infantil está compuesto por 15 mil 180 ejemplares, lo que refleja la disparidad de acceso a la lectura para ciegos.

- De acuerdo con estadísticas del Inegi, en México hay una población de 4.5 millones de discapacitados, de los cuales poco más de un millón son personas con problemas visuales.

- Los factores que pueden originar una discapacidad son múltiples, desde e nfermedades congénitas, desnutrición, herencia genética, hasta accidentes.