Semana Santa en el Museo Dolores Olmedo

Desde hace 8 años se realiza ahí el Carnaval de Tradiciones, que exhibe desde la conmemoración religiosa del Altar de Dolores hasta la fiesta y el colorido de la Quema de Judas.
El Carnaval de Tradiciones exhibe desde la conmemoración religiosa que se muestra en el Altar de Dolores, hasta la fiesta y el colorido que caracteriza a la Quema de Judas.
El Carnaval de Tradiciones exhibe desde la conmemoración religiosa que se muestra en el Altar de Dolores, hasta la fiesta y el colorido que caracteriza a la Quema de Judas. (Especial)

México

El Museo Dolores Olmedo se define por tener en su acervo colecciones de Diego Rivera, Frida Kahlo, Angelina Beloff y Pablo O’Higgins, pero también cuentan con arte prehispánico y arte popular, lo que refleja el interés por mostrar la diversidad de la cultura mexicana.

Conocidas son sus actividades en Día de Muertos, cuando colocan altares que se han convertido en toda una tradición dentro del recinto, al grado que las obras han crecido en calidad estética y en tamaño, lo que también ha obligado a cambiarla de sala con el paso de los años.

Un poco menos conocido son sus esfuerzos por ofrecer un panorama de las diversas tradiciones mexicanas que rodean a la Semana Santa, si bien desde hace ocho años impulsan la realización del Carnaval de Tradiciones, un programa cultural de festejos populares.

“Buscábamos actividades que pudieran ser de interés para nuestro público visitante durante el primer semestre del año, porque somos conocidos por nuestras ofrendas de Día de Muertos, tenemos muchos visitantes durante esa época, y en las vacaciones de Semana Santa tenemos un pico alto de visitantes, pero queríamos darles algo más”, cuenta Adriana Jaramillo, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales del Museo Dolores Olmedo.

Concebido como un viaje entre la historia y creencias del pueblo mexicano, el Carnaval de Tradiciones exhibe desde la conmemoración religiosa que se muestra en el Altar de Dolores, hasta la fiesta y el colorido que caracteriza a la Quema de Judas.

El Carnaval de Tradiciones se compone de la colocación de un Altar de Dolores muy tradicional, que con los años ha cambiado de espacio porque también ha crecido, siendo uno de sus componentes tradicionales un tapete de aserrín o de pétalos de flores.

En los jardines del recinto también se hace una venta artesanal y gastronómica de productos nativos de Xochimilco, “porque siempre buscamos estar cerca de ellos, e invitamos a productores de amaranto, de miel, vendedores de plantas, de flores, de dulces cristalizados, a la feria”.

La quema de Judas

Una de las actividades más espectaculares de las tradiciones de Semana Santa es la quema de Judas, sin embargo también es una costumbre que poco a poco comienza a desaparecer, sobre todo en el ámbito urbano.

Se trata de la representación del triunfo del bien sobre el mal, a través de figuras elaboradas de cartón y de carrizo que, tradicionalmente tiene la forma de un diablo, aun cuando en los últimos años se ha convertido en una especie de desquite contra políticos, artistas o personajes populares.

En el Museo Dolores Olmedo se ha convertido en una de las actividades más esperadas, para lo cual ya cuentan con seis figuras, trabajadas muy de cerca con maestros pirotécnicos de Tultepec y de Xochimilco, que este año tienen la forma de luchadores de lucha libre.

“Lo tratamos de hacer divertido para la gente y muy espectacular, incluso uno de los Judas es como de cinco metros de alto. Uno de los puntos importantes de nuestra misión es el rescate de tradiciones y cultura mexicana, y como es el caso de la quema de Judas, que se ha ido perdiendo, sobre todo porque no cualquiera puede tener acceso a esta pirotecnia tan espectacular y a toda la parafernalia que hay alrededor de una quema de de Judas”, explica Adriana Jaramillo.

En los jardines del Museo Dolores Olmedo (Avenida México 5843, colonia La Noria, delegación Xochimilco) ya se encuentran las figuras que serán quemadas hoy, en punto de las 13:00 horas, con lo cual se pretende acerca a las nuevas generaciones a una tradición que comienza a perderse y con las garantías de seguridad, por lo que incluso trabajan en colaboración con Protección Civil de la demarcación para los aproximadamente 20 minutos que dura la quema, “poco tiempo, pero que “es explosivo en todos sentidos: es un momento catártico para todos”.

Los Santos Estofados

Entre 1975 y 1985, Dolores Olmedo adquirió una colección de 11 piezas talladas en madera de los siglos XVII al XI —conocidos como Santos Estofados— y un Cristo de pasta de caña del siglo XVI, las cuales fueron sometidas a un proceso de conservación a lo largo de 2013.

Esas piezas son las que conforman la exposición Santos Estofados, una visión humana de lo espiritual, que de acuerdo con información del Museo Dolores Olmedo, debe su nombre a la técnica de escultura policromada y estofada, que tiene su origen en la Edad Media y alcanza su máximo desarrollo entre la segunda mitad del siglo XVI y las primeras décadas del XVIII.

La muestra se divide en tres partes: en la primera se encuentra el “Cristo de pasta de caña” y otros dos Cristos en talla de madera policromada; en la segunda se exhiben cuatros santos y un arcángel, todos ellos estofados y en la última, en la que destaca la Virgen Dolorosa, se puede apreciar el proceso de restauración del Cristo de caña y los demás santos estofados en algunas fotografías y videos.

Santos Estofados, una visión humana de lo espiritual se exhibirá en el Museo Dolores Olmedo hasta septiembre próximo.