Cómo cambió la guerra [Semáforo]

Tres poetas, conocidos y amigos entre sí, marcan el cambio de nuestra toda actitud hacia la guerra.
Rupert Brooke.
Rupert Brooke. (Especial)

Ciudad de México

Ahora se cumplen 100 años de la muerte deRupert Brooke y le propongo tres visitas a YouTube: tres poetas, conocidos yamigos entre sí, que marcan el cambio de nuestra toda actitud hacia la guerra,actitud nueva que en cosa de un siglo invierte por completo los tres mileniosanteriores de la civilización.

De estos tres poetas (y podrían haber sidootros) elegí los poemas que marcan el paso de la conciencia secular. El primeroes un canto patriótico que no puede ver el impulso bélico sino como heroísmo,incluso altruista, y como un bello modo de morir; el poema de Ivor Gurneyparece simple, pero tiene una complejidad especial: no solo se trata de unatécnica de versificación mucho más difícil que la de Brooke (versos de metrovariable, sin rima, con expresiones coloquiales) sino que ya no es un poemaacerca de “cosas bellas”: hay cadáveres colgando de las alambradas, oficialesque dan órdenes absurdas y soldados acobardados que se niegan a cumplirlas. Unpoco de horror y un poco de humor: la guerra se ha vuelto absurda y loscombatientes no hallan sentido. Y el poema de Sassoon, mucho más complejotodavía, es el horror de la guerra, sin decorados patrióticos ni heroicos.

Rupert Brooke (1887–1915) es el emblema delsoldado inglés al comenzar la primera guerra: valiente, patriota, educado,culto y cosmopolita. Se enlistó en la Armada inglesa al comenzar la guerra yestaba muy orgulloso de llevar a cabo su tarea de modo viril, todavíaconvencido de la necesidad de arrostrar “la carga del hombre blanco” —es decir,cumplir con la obligación de civilizar a bárbaros y salvajes. Nunca vio elhorror en que pronto se transformaría la Gran Guerra. En el trayecto hacia lacampaña de los Dardanelos, Brooke murió de septicemia, infectado por un piquetede mosco. (YouTube: “Rupert Brooke - The Soldier – poem”)

Ivor Gurney (1890 –1937) fue tan brillante ytalentoso como indisciplinado y rebelde. Una gran promesa de la música y laliteratura que nunca llegó a la madurez. Desde joven parecía sucumbir a cambiosprofundos en sus estados de ánimo. Se enlistó en el ejército británico, peleóen Ypres y fue víctima del gas mostaza. La Gran Guerra se caracterizó, entreotros horrores, por el uso industrializado de armas químicas: es el origen delpavor al gas, como sinónimo del caos, la dispersión, el horror (y así aparecedespués, tanto en The Waste Land, deT.S. Eliot, como en Ulysses de JamesJoyce). Gurney fue dado de baja del ejército por problemas psicológicos y pasóel resto de su vida en asilos mentales. (“Ivor Gurney ‘The Silent One’ Poemanimation WW1”)

Siegfried Sassoon (1886–1967) es un personajefascinante; de padre judío y madre anglicana, Sassoon es acaso lapersonificación del cambio de conciencia durante el siglo XX. Se alista en elejército por patriotismo puro y se convierte en un soldado temerario, inclusosuicida, en opinión de Robert Graves. Sobrevive a la guerra, pero se sume enuna profunda depresión y se transforma en uno de los primeros grandespacifistas inteligentes (junto a su amigo Bertrand Russell). Sugiero el videode la fundación Peace One Day (“Dame Helen Mirren – ‘Attack’ by SiegfriedSassoon”), en que Helen Mirren lee el poema.