Con la danza aluden a lo cotidiano

El grupo de danza, Producciones "La lágrima" ejecutó el acto "Yonke... viaje a No land" en el Teatro Nazas, dentro del Segundo Encuentro Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes.
A modo de una celebración popular en donde se incluyó hasta el canto Cardenche, jóvenes bailarines de Producciones "La lágrima", ejecutaron en el Teatro Nazas "Yonke... viaje a No land".
Fue un acto que invitó al público asistente a disfrutar de los elementos de la danza fundidos con la belleza de la música popular. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

A modo de una celebración popular en donde se incluyó hasta el canto Cardenche, jóvenes bailarines de Producciones "La lágrima", ejecutaron en el Teatro Nazas "Yonke... viaje a No land", dentro del Segundo Encuentro Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

"La idea surgió a partir de 55 pasos de baile que nos regalaron, autoría de 55 personas diferentes y coautoría de todos los bailarines que prestaron su cuerpo para interpretar esos testimonios".

Fue un acto que invitó al público asistente a disfrutar de los elementos de la danza fundidos con la belleza de la música popular.

"Ahora para abordar estos pequeños documentos se apeló a la memoria alterada de los encuentros, lugares y contextos en un ejercicio en donde se construyó ese deshuesadero de danzas inconexas en un momento incomprensible", compartió la directora Adriana Castaños.

"Es una clase de exploración de todo lo que nos es cercano, mucho de esto tiene que ver con el desierto, en ese sentido con la música Cardenche. En la mayoría de los integrantes de "Producciones La lágrima" está muy presente esta especie de vida y desolación que tiene el desierto de manera paradójica", añadió la también bailarina.

Castaños dijo que por otra parte esta exhibición trata de recuperar lo cotidiano, el día a día: "Los bailarines no están sólo en el estudio sino también en lo cotidiano, por eso el uso de la música popular".

Fue un acto que invitó al público asistente a disfrutar de los elementos de la danza fundidos con la belleza de la música popular.

"La cultura popular está muy presente en nuestras manifestaciones, nos pareció que la idea estaba allí y sólo fue tomarla como una reflexión a la diversidad, romper barreras, eso es lo que más vale la pena", finalizó.