Con “Telegrama a los ángeles” desafían las limitaciones

En el marco del Segundo Encuentro Nacional de Danza, el Centro de Producción de Danza Contemporánea presentó en el Teatro Nazas esta obra, bajo la dirección escénica y coreografía de Lourdes Luna.
"Fue llevar el cuerpo de los bailarines a los límites máximos para que expresen abiertamente y sin reparos su intimidad, su fragilidad, su poder y su imaginación", expresó Lourdes Luna, creadora mexicana.
"Fue llevar el cuerpo de los bailarines a los límites máximos para que expresen abiertamente y sin reparos su intimidad, su fragilidad, su poder y su imaginación", expresó Lourdes Luna, creadora mexicana. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El Centro de Producción de Danza Contemporánea (CEPRODAC), presentó en el Teatro Nazas de Torreón la obra “Telegrama a los ángeles”, con la participación de bailarines, maestros, coreógrafos y productores, provenientes de quince entidades federativas del país, en el marco del Segundo Encuentro Nacional de Danza del INBA.

Telegrama a los ángeles, suma todo, rasgos, señas, cicatrices, pasados, alegrías, defectos, manías, fiestas y sueños de un colectivo ecléctico.

“Con la finalidad de explorar lo más profundo del ser creativo hasta llegar a una realidad clara que lleve a desafiar las propias limitaciones físicas y emocionales”.

A lo largo de tres años de actividades, el Ceprodac, con el respaldo del Conaculta, el INBA, y el Fonca, ha realizado producciones coreográficas, de creadores nacionales y extranjeros.

Telegrama a los ángeles contó con la dirección escénica y coreografía de Lourdes Luna y Roberto Olivan, música original de Manuel Estrella y la participación de los bailarines Sergio Anselmo, Tzitzi Benavides, José Ramón Corral, Paulina del Carmen Fernández, Irving Guerrero, Juan Madero, Luis Ortega, Gersaín Piñón, Irasema Sánchez y Alex Villalba.

"La tendencia del ser humano es, a menudo, ir a un lugar seguro para protegerse de situaciones dolorosas. Ahí es donde el miedo implanta sus raíces y donde inconscientemente se pierde la oportunidad de explorar hacia algo diferente".

"Fue llevar el cuerpo de los bailarines a los límites máximos para que expresen abiertamente y sin reparos su intimidad, su fragilidad, su poder y su imaginación", expresó Lourdes Luna, creadora mexicana.

A lo largo de tres años de actividades, el Ceprodac, con el respaldo del Conaculta, el INBA, y el Fonca, ha realizado producciones coreográficas, de creadores nacionales y extranjeros, además coproducciones con distintas compañías mexicanas independientes y colaboraciones con compañías de Uruguay, Estados Unidos, España, Perú y Argentina.

Es así como las artes marciales, pasando por el riguroso método del ballet clásico y la danza contemporánea formal, llegaron hoy al foro del Teatro Nazas a valerse de técnicas sumatorias de múltiples y diversos estilos.