Actuar desde la honestidad

El actor, dramaturgo y director Saúl Enríquez impartió el taller: “Concentración, comunión y honestidad para la creación en la escena”, en la Muestra Nacional de Teatro en Durango.
34 Muestra Nacional de Teatro.
34 Muestra Nacional de Teatro. (Facebook Durango 450)

Durango

El actor, dramaturgo y director Saúl Enríquez, impartió el taller “Concentración, comunión y honestidad para la creación en la escena”, en la Muestra Nacional de Teatro, en el que busca trabajar desde la honestidad y no desde la representación.

Comenta que durante el paso de los años, se tiene la percepción que es el espectador que debe de entender o averiguar qué es lo que el actor hace y no el teatrista aclararlo, sino que surja de una realidad escénica y de vida.

“Nos han acostumbrado a que el público debe entender que yo estoy haciendo algo. Por ejemplo, si mi personaje está enojado entonces hago lo que yo entiendo por enojo para que el público note que estoy enojado y en efecto, el mensaje se recibe, pero lo importante es que cada movimiento surja de una necesidad real” dijo.

Saúl Enríquez,  hizo hincapié en que no es una sola la manera de expresar un mensaje, “es quizá apenas un gesto o un movimiento, pero si es auténtico no se necesita más”.

Uno de los principales puntos en los que se enfoca, es en que los talleristas comiencen su caracterización desde la honestidad, pues el comienzo de la autenticidad en los personajes parte de esta premisa.

“Tengo la fortuna de que fueron solamente nueve (alumnos), entonces el trabajo fue muy concentrado con cada uno de ellos. El cambio en ellos es grande, al iniciar abordábamos la actuación de una forma y ahora ya partimos de otros conceptos, desde la honestidad”.

Saúl Enríquez se formó como actor y como tal ha participado en casi treinta obras de teatro. Ha dirigido exitosos montajes como: “Todos pintados”, “Ruandi”  y “Los mochados”. En Cancún, Quintana Roo escribe y dirige “Poema para tres”, así como “instrucciones para acabar con la neurosis de Luis Ahiyllon” y “esprinvreiquer”.