Recuerda las casas de los abuelos "que ya se van"

La pintora Saskia Juárez retrató 25 obras sobre viviendas, que conforman la exposición "De adobe y calicanto. Mi casa lo sabes, también es tu casa", que se inaugura en el Museo de Culturas Populares.

Monterrey

Aquellas casas de los abuelos, frescas por dentro y de techos tan altos que pocos podían tocarlos. De patios amplios adornados con alguna anacahuita o un aguacatal, ofreciendo su sombra como respiro al fuerte sol de verano.

Ése tipo de vivienda, hoy toda una "especie en extinción" para el área metropolitana, es la que retrató la pintora Saskia Juárez en 25 obras y que conforman la exposición De adobe y calicanto. Mi casa lo sabes, también es tu casa.

La exhibición se ubica en el Museo Estatal de Culturas Populares (Abasolo y Mina, Barrio Antiguo) y será inaugurada el próximo martes 13 de mayo a las 19:00.

El proyecto pictórico de Saskia va más allá que una simple exposición: se busca provocar consciencia entre los espectadores sobre la importancia de conservar la arquitectura vernácula de Nuevo León.

Para ello la muestra se nutre con textos y una investigación del arquitecto Armando Flores, donde una de sus frases indica: "la casa es el más fiel retrato de quien la habita".

"Al volvernos tan citadinos nos hicimos ciegos de cosas que tenemos tan cerca. Hay jóvenes que no conocen la Huasteca, el poblado de Agua Fría o Mina y eso que están muy cerca", comentó la pintora Saskia Juárez.

En sus pinturas aparecen tejabanes, jacales, casas de adobe, de sillar, que pintó al realizar visitas a municipios como Lampazos, Bustamante, Villaldama, Mina, García o Mier y Noriega, por mencionar algunos.

Para la pintora existe un problema de apreciación y de generación, considerando que "no hay quien nos haga segunda en apreciar estas cosas". Juárez se caracteriza por ser una pintora que ha retratado el patrimonio cultural de Nuevo León en su obra.

Por su parte, Armando Flores, con publicaciones sobre arquitectura norestense, enumeró que en Monterrey quedan muy pocas construcciones del siglo XVIII y algunas otras cuantas del 1800, y estos números se reducen año con año por la arquitectura "moderna".

"Poco a poco estamos acabando con todo lo que tenemos".

Aunque no faltará quien señale que estas casas "son viejas e inseguras", la pintora llamó a redescubrir lo histórico y bello que pueden llegar a tener estas construcciones, siempre marcadas por una austeridad en su construcción.

"La gente hacía sus propias casas, yo estoy pintando las regiones y sus características y al reunir todo este material lo organicé de esta manera para crear consciencia para que no desaparezcan", comentó Saskia Juárez.

La exposición estará abierta al público poco más de dos meses en el Museo de Culturas Populares.