El oscurantismo no ha terminado: Salman Rushdie

El escritor indobritánico, quien hace 25 años publicó su novela Los versos satánicos, participó en el Hay Festival Xalapa.

Xalapa

En 1989 se lanzó la fatwa que condenaba a muerte al escritor indobritánico Salman Rushdie por la publicación de su novela Los versos satánicos 25 años han transcurrido y el oscurantismo no parece haber terminado, confesó durante su participación en el Hay Festival Xalapa.

“Ese fue el principio del fenómeno que hoy llena los titulares de los periódicos, cierto tipo de radicalismo que está predominando. Se puede trazar la línea con lo que ahora sucede, entonces pienso cuáles son los alcances que puede tener esas historias: esa es la historia de nuestra época: después de la ilustración, mucha gente pensó que el oscurantismo se había terminado.

“Me gustaría entender todo. El problema es que el mundo es enorme y hay cosas similares que suceden por distintas razones y ves el surgimiento del ayatollah en Irán y las razones no son las mismas con respecto a lo que sucede en Irak. Puedes encontrar aspectos comunes, como la decisión de Arabia Saudita de glorificar lo que antes era un condado islámico".

Durante una conversación con la periodista Gaby Wood, Rushdie confesó que no hay una forma de combatir lo que sucede actualmente en Irak sin enfrentarnos a esa fuerza militar, porque es la primera vez que hay un ejército fanático suelto, reclutando todo el tiempo, con una gran riqueza que proviene del mercado negro del petróleo y “la idea de que puedes abatirlo diplomáticamente, no creo que germine: tienes que terminar con él, espero que lo logremos”.

Posteriormente, durante una breve conferencia de prensa, Rushdie aseguró que la palabra escrita en una hoja de papel, a veces resulta mucho más poderosa, lo que hace a la literatura poderosa, “los débiles somos nosotros”, y pareciera fácil torturar o asesinar a un hombre, por lo que nos debemos de preocupar de salvaguardar a los autores, “la obra como quiera sobrevive”.

“Esto incluye a los periodistas, a quienes ya se les considera blanco específicos, porque sin su trabajo no sabríamos nada de muchos sucesos, tienen una vocación heroica y debemos encontrar la manera de protegerlos”, a decir del escritor, quien por la noche del sábado habló acerca del papel que juega la tradición literaria del oriente en su obra.