Sacar del olvido a Roberto Cantoral

Desde hace unos años, un grupo de artistas locales inició con los homenajes a uno de los más importantes compositores del bolero en México.
Roberto Cantoral.
Roberto Cantoral. (Erik Vargas)

Tampico

Tampico es una ciudad que históricamente se ha olvidado de sus íconos, sin embargo, en la actual generación se han ido recobrando ciertos nombres para la historia y su difusión junto a la cultura contemporánea.

Roberto Cantoral, es uno de los grandes nombres ignorados por las instituciones, sin embargo, desde hace unos años, un grupo de artistas locales inició con los homenajes a uno de los más importante compositores del bolero en México.

Pablo Sobrevilla, bajo barítono, reconoce ese olvido en el que se ha tenido al maderense.

"Creo que Roberto Cantoral es una referencia musical que no ha tenido el reconocimiento que debiera en su tierra".

El año pasado el cantante junto a la pianista Jazive Silerio, realizaron el homenaje a Cantoral, el cual tuvo una respuesta positiva, ante lo cual anuncian un segundo homenaje musical.

"Ante la falta de difusión de su trabajo, nosotros, un grupo, empezamos con el homenaje a su trabajo, a su legado musical".

Por eso retoman el concierto de homenaje titulado "Adios Caballero" para este 26 de agosto en la Casa de la Cultura de Tampico, nuevamente haciendo mancuerna con Silerio.

Sobrevilla revela que ahí se interpretarán canciones emblemáticas en la carrera del tamaulipeco como Demasiado Tarde, El libro, Alitas rotas, Se solicita una aventurera, Me estás gustando, Regálame esta noche, Al final o El triste.

Roberto cantoral, originario de Ciudad Madero murió el 7 de agosto de 2010. Además de haber sido un cantante y compositor fue presidente de la Asociación de Músicos y Compositores de México desde 1982.

Durante años un sector cultural de Tamaulipas se ha mostrado a favor del reconocimiento del compositor, uno de los más prestigiados en México, junto a otros nombres como Cuco Sánchez, Mauricio Garcés o Rodrigo González.

En 2014, Mauricio Garcés tuvo un homenaje que incluyó la rehabilitación de la vivienda donde nació, en el Centro Histórico de Tampico. Ese mismo año, se instaló una estatua en Altamira de Cuco, la cual fue vandalizada. En 2015 Rockdrigo recibió un tributo por parte del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes