Necesario replantear cambio de sede de esculturas

El arquitecto Adán Lozano reconoció que sería positivo mover las piezas que forman parte de la Ruta Escultórica, sobre avenida Morones Prieto y Constitución, a plazas, para que sean apreciadas.

Monterrey

Pensar en otra ubicación para las siete obras de la Ruta Escultórica, instaladas en el lecho del río Santa Catarina, no sería descabellado a opinión del arquitecto Adán Lozano.

El reconocido por obtener reconocimientos como el XVI Premio Obras de Cemex comentó, en entrevista, la necesidad de replantear el cambio de ubicación para algunas de las esculturas, que hoy en día lucen en el abandono.

Lozano, integrante del Colegio de Arquitectos de Nuevo León, señala que desde un comienzo fue una equivocación instalar las esculturas en el lecho del río y a un costado de avenidas laterales de alta velocidad pues el público no puede apreciarlas en toda su belleza.

Es sabido que desde la inundación del río causada por el huracán Alex la ruta escultórica ha sido descuidada en su mantenimiento ¿Qué hacer con las siete esculturas?

En realidad, creo que nos equivocamos al colocar la ruta escultórica en los márgenes del río, con avenidas laterales de alta velocidad y con desviaciones no tan afortunadas que causan problemas de movilidad y accidentes, sin poder apreciarlas.

¿Es conveniente volver a realizar un proyecto como lo fue el Parque Lineal sobre el lecho del río y así ofrecer mayor acceso a las esculturas?

Si tuviéramos memoria de las pasadas inundaciones, no deberíamos permitir la construcción de puentes apoyados en columnas de más de un metro de diámetro que formarían una barrera de troncos y ramas que obstaculizan el flujo libre del agua.

Es cierto que contamos con la presa Rompepicos, pero también hay que considerar que con el crecimiento de muchos desarrollos y estacionamientos asfaltados reducen la absorción y puedan provocar inundaciones no previstas.

¿Es de considerarse la idea de cambiar las esculturas a otro sitio fuera del río Santa Catarina?

Sería ideal cambiar las esculturas a otros sitios, como plazas, en las colonias para que los habitantes, convivan con el arte y pudieran formar ellos mismos comités de mantenimiento, organizar conciertos y eventos atractivos para la comunidad y los niños.