La Ruta del Peregrino, para gozar el eco de la fe

El recorrido permite transitar por Talpa, Mascota, Atenguillo, Guachinango, Mixtlán y Ameca.

Guadalajara

La peregrinación que año tras año miles de fieles emprenden a Talpa de Allende, durante la celebración de la Semana Santa, en Jalisco, está por concluir, este fin de semana, y los días de Semana de Pascua, representan una buena oportunidad para vivirlo. El suceso es uno de los más emblemáticos y más antiguos del occidente del país ya que se remonta al siglo XVII y provoca particular efervescencia en varios poblados enclavados en algunas de las rutas que conducen a Talpa. A través de los años, los fieles han establecido senderos de flujo importantes partiendo desde el Sur de Jalisco, Nayarit, Puerto Vallarta y Ameca.

“Tenemos ocho años viniendo, cada uno tiene sus motivos personales, el mío no se lo puedo decir. Es un sendero tranquilo, que me llena de paz, la gente del camino es muy cordial. Hasta como mero paseo es recomendable” dice Ramón Curiel, agricultor de oficio, quien encabeza cada año un grupo de peregrinos de Ameca, mientras se interna en la brecha rumbo a Los Guayabos.

Este acto religioso ha servido de inspiración a escritores de la talla de Juan Rulfo, quien escribió el cuento Talpa y del cual también Alfredo B. Crevenna hiciera una adaptación cinematográfica protagonizada por Lilia Prado y Víctor Manuel Mendoza en los años cincuenta.

Por otra parte, la peregrinación representa una derrama económica muy importante para la región. “Esperamos la visita de dos millones de personas en Semana Santa y Pascua. La importancia de este flujo es tal que ya que casi todos los habitantes viven del comercio y de los servicios de restaurantes y hospedaje. Con lo que llegan a vender durante esta época, los negocios subsisten a lo largo del año”, señala Mario Antonio González Peña, síndico de dicho municipio en donde se encuentra la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, sede de la emblemática figura de la Virgen de Talpa.

Entre las diferentes rutas de peregrinos mencionadas, la que parte de Ameca fue elegida por la Administración estatal de Emilio González Márquez de 2006 a 2012, para reforzarla como corredor turístico internacional con una inversión de diversos fondos federales, estatales y municipales, misma que alcanzó hasta los 80 millones de pesos, considerando la intervención y otros trabajos de imagen urbana en Talpa.

El proyecto global incluyó una intervención arquitectónica a lo largo de 117 kilómetros que atraviesan la Sierra Occidental e implicó el trabajo de varios despachos de prestigio nacional e internacional. La propuesta de la Ruta del Peregrino, coordinada por la firma Periférica se dio a conocer en la Bienal de Venecia 2012. 

En un recorrido realizado por MILENIO JALISCO se confirma la riqueza cultural y turística de la zona, pero al mismo tiempo, se advierten las inevitables áreas de trabajo.

“Vienen muchas personas a mirar estos monumentos. A la gente le han servido de guías. Para mí son obras muy bonitas, las conozco todas y la que más me gusta es ésta: Mirador del Obispo. Los ingenieros que las hicieron las hicieron con mucho detalle”, dice Próspero López Díaz, comerciante del Mirador del Cerro del Obispo.

Al respecto el síndico de Talpa de Allende, añade que “cada municipio debería de ver la forma de gestionar recursos para dar mantenimiento a esas estructuras”.

Sobre lo anterior, Elvia Rodríguez, directora de Turismo en el municipio Mascota señala que ellos han experimentado en algunas épocas más presencia de graffiti que en otras.

“La estructura que nos corresponde es la Ermita de San Rafael y de manera permanente está cercada para que no llegue el ganado hasta ahí y tratamos de limpiarla de manera posterior al paso de los peregrinos, y periódicamente a lo largo del año”, señala la funcionaria.

Sobre ese mismo tema,  Rodolfo Herrada, promotor del paquete turístico La Ruta del Peregrino comenta que “el cuidado debe ser una labor de todos, estamos charlando para hacer limpieza una vez que termine este gran flujo de fieles de Semana Santa”.

Por otro lado, la funcionaria Rodríguez dice que están en pláticas con quienes desean impulsar esta ruta como producto turístico, plantearán la forma de cómo una vez que la gente llegue a Talpa, se lleve a estos visitantes a la cabecera de Mascota.

Para el arquitecto Luis Aldrete, autor de los Albergues, par de construcciones que son parte de este conjunto, lo más satisfactorio de haber participado en este proyecto es que “las piezas de la ruta han tenido un impacto propio que se sigue propagando, en mi caso, durante el momento en el que comencé a concebir el proyecto tomamos como referencia las cubiertas de ramas de roble que se encuentran en el camino,  filtran la luz haciendo un juego de sombras que se reproduce en la celosía de los albergues y decidimos que fueran con ladrillo porque el color de los edificios responde al color de la tierra de la zona”, explica. 

Los promotores de la Ruta del Peregrino, el corredor turístico que quiere afianzarse en el ámbito internacional como una opción parecida a lo que es el Camino a Santiago de Compostela, en España, tiene ya una oficina en el barrio de Santa Teresa.

El proyecto encabezado por Jesús Preciado y Rodolfo Herrada, se encuentra en trámites de registro como asociación civil y ha emprendido un proceso de consolidación de servicios que respalden el proyecto en conjunto con autoridades de los municipios implicados como Talpa de Allende, Mascota, Atenguillo, Guachinango, Mixtlán y Ameca.

“Nuestro público no se limita al peregrino común o tradicional, el itinerario que hemos diseñado incluye una serie de lugares que ayudan a conocer mejor la cultura y lugares de recreación de la región, es para todo el público, de cualquier nivel socioeconómico”, dice Herrada, quien invita al público que radica en la Zona Metropolitana, y al que en estos días visita el estado de Jalisco, a vivir la experiencia de una opción que se reinventa.