De Rubens a Van Dyck, en San Carlos

Una exposición con lo mejor del arte flamenco será presentada a partir del viernes 30 de octubre.

México

El Museo Nacional de San Carlos albergará a partir del 30 de octubre la gran exposición De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la colección Gerstenmaier, la cual da cuenta de una de las etapas más florecientes de la historia del arte.

La muestra, integrada por 22 óleos y 33 grabados de reconocidos artistas flamencos como Rubens, Brueghel, Van Dick, Van Thielen, Martin de Vos, Van Kessel El Viejo, entre otros grandes maestros, representa una parte del acervo del alemán Hans Rudolf Gerstenmaier, uno de los más importantes coleccionistas de arte de la Península Ibérica.

Gerstenmaier generosamente accedió a mostrar sus obras a través de esta exposición que itineró desde 2013 por varios museos de España, la cual ahora llega a México, donde el público la podrá apreciar tal y como la montó en la Península Ibérica la curadora Marisa Oropesa.

La exposición que reúne a una veintena de artistas, ofrecerá al espectador un recorrido de dos siglos por la pintura flamenca y por los autores más importantes de esta corriente.

La especialista seleccionó para esta muestra una serie de nueve grabados de Van Dyck sobre hombres ilustres, así como ocho grabados de Hendrick Goltzius alrededor de temas mitológicos y alegóricos inspirados en los textos de Ovidio.

Las obras que se exhibirán datan de finales del siglo XV hasta principios del siglo XVI, sintetizan un periodo donde los antiguos territorios de los Países Bajos vivieron una etapa de desarrollo económico, cultural y social, especialmente en Flandes, gracias al auge de la industria textil de los paños que benefició y enriqueció a la burguesía, en ese momentos esa nueva clase social se convirtió en un importante comprador de arte, con lo que los retratos adquirieron gran importancia.

Al mostrar la colección de Gerstenmaier, la intención del Museo Nacional de San Carlos es que el público pueda admirar las grandes obras de los pintores flamencos, hasta ahora poco conocidas.

Las obras maestras

La exhibición De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la colección Gerstenmaier abarca distintos géneros artísticos, con la intención de profundizar en las principales características de los artistas de esta época, precisa la curadora Marisa Oropesa.

Así, serán mostradas pinturas religiosas, retratos, bodegones, temas mitológicos o las naturalezas muertas. La especialista escribe en la presentación "El arte de coleccionar", que aparece en el catálogo de la muestra, que "entre los pasajes más representados en las pinturas religiosas destacan la infancia de Jesús, la Pasión y la vida de la Virgen. Algunos ejemplos son el Tríptico de la Adoración de los Reyes Magos, del Círculo del Maestro de la Adoración von Groote, en el que se incluyen varias escenas de la vida de Jesús en su más tierna infancia, o el desgarrador Calvario, de Wolfvoet, en el que se ve ya a Jesús en la cruz".

Dice que el retrato igualmente ocupó un lugar importante dentro de las obras seleccionadas, porque a partir del Renacimiento se consideró como un género independiente ya que el individuo empezó a ocupar el centro del universo.

Asimismo, refiere que el bodegón ocupará una parte destacable de la muestra. La composición de los objetos, el juego de la luz y el claroscuro, es decir, la perfecta imitación de la naturaleza en busca de aparentar la realidad.

Dentro de la muestra destaca el óleo La virgen de Cumberland, de Peter Paul Rubens (1577-1640), y con el cual se ilustra el catálogo de la exposición De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la colección Gerstenmaier, ya que los rasgos del "niño" en opinión de algunos estudiosos, coinciden con los de Alberto, el hijo de Rubens, nacido el 5 de junio de 1614.

El Museo Nacional de San Carlos se localiza en Puente de Alvarado 50, en la colonia Tabacalera.


El interés del coleccionista

Hans Rudolf Gerstenmaier es un alemán apasionado del arte que vive en España. Como los grandes coleccionistas de antaño empezó a coleccionar buscando lo que él consideraba bello, dándole prioridad a su gusto personal por encima de otras consideraciones, explica la curadora de la exposición De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la colección Gerstenmaier, Marisa Oropesa, quien afirma que, con el paso del tiempo, la colección Gerstenmaier se ha convertido en una de las más interesantes y completas de su género. En 30 años ha conseguido reunir más de 200 pinturas europeas de diversas escuelas y procedencias, destacando principalmente la colección de obras flamenca.