"Escuchar música clásica sirve al espíritu"

Así lo expresó el maestro Román Revueltas, quien es compositor y violinista. Fue invitado por la Camerata Coahuila para encabezar el séptimo concierto de temporada otoño- invierno.

Torreón, Coahuila

Román Revueltas es director de orquesta, compositor y violinista. Realizó sus estudios en Israel, Bélgica y Alemania. Sus obras sinfónicas han sido estrenadas por orquestas como la Filarmónica de la Ciudad de México, la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, la Filarmónica de Jalisco y la Orquesta Sinfónica del Estado de México.

El maestro Revueltas, es el director invitado por la Camerata de Coahuila para encabezar su séptimo concierto de temporada otoño-invierno a realizarse este viernes 7 de noviembre a las 8:30 de la noche en el Teatro Nazas.

¿Qué representa ser un director de orquesta?

"Nuestro compromiso es también el de promover y difundir la música a la población".


Son varias vertientes. Por un lado es una persona que intenta ofrecer al público una interpretación musical de un compositor. Que reproduce una atmosfera, que recrea emociones. Esta música a pesar de ser abstracta no cuenta con una historia, no se identifica con palabras, está estrechamente ligada a la parte emocional de los seres humanos. El director tiene esa tarea, la responsabilidad de crear un universo en donde existe un mensaje, en donde hay emociones.

En el caso del punto de vista técnico, tenemos que se cuenta con un estilo, la orquesta tendrá que tocar de forma coordinada, con una buena afinación, un buen sonido y todo eso es responsabilidad directa del director que está al frente. 

Además al director le toca ejercer un liderazgo para conducir a la orquesta, dentro de un proyecto que finalmente es más importante. Nuestro compromiso es también el de promover y difundir la música a la población, en un proyecto concreto y con propósitos muy específicos.   

¿Cómo definiría su técnica de batuta?

Cada director tiene su personalidad. Existen principios permanentes y ciertas cosas que hay que dominar siempre de alguna manera. Entre otras cosas, un director debe tener un pulso claro y constante, debe de poder mantener el mismo ritmo cuando este ejecutando una pieza, de que no se mueva, que no sea más rápido o que no termine por caerse el Tempo marcado en una obra. 

La técnica es universal, aunque hay orquestas a las que a veces se les tiene que dar indicaciones para que entiendan ciertas cosas. Por ejemplo, hay quienes ya conocen mis gestos, yo hago gestos pequeños con las manos. Existen orquestas a las que visito que no responde a esos gestos porque no están acostumbrados. Hago un gesto suave para una sonoridad suave, son ciertas claves en los movimientos de mis manos, cosas que trato de aclarar en los ensayos. 

Un director imprime un sello personal naturalmente pero también tiene que estar consciente de lo que dice la partitura del texto original. Podría decirse que un director es un autor que interpreta un papel, que se tiene que colocar dentro del personaje de forma adecuada para mover las fibras sentimentales del público. 

¿Es difícil lograr armonizar una orquesta cuándo se es un director invitado?

Siempre hay orquestas que son más flexibles que otras. Hay algunas que tienen ciertas costumbres pero eso se trabaja en el ensayo. 

"Yo invito al público Lagunero a que tomen provecho de su orquesta, la que es un privilegio tener".


La música es un trabajo en equipo, se ensaya con disciplina, pensando que existe alguien a mi lado y que tenemos que tocar juntos. Ahora tocar juntos es el primer paso, el primer propósito de una orquesta, ya luego bien y después mejor.

¿En cuanto a la música: clásica o contemporánea? 

Me gusta programar de todas las épocas. Promover obras de compositores de nuestros tiempos. Ahora confrontar la música de concierto con la comercial son dos mundos diferentes. 

Tengo la esperanza de que en esta vida de agitación la gente se dé cuenta de que el escuchar música clásica sirve a su espíritu y ayuda a estar en este mundo por decirlo de alguna manera, es una experiencia en donde no hay engaños. 

¿Entender la música clásica, de orquesta, lleva un proceso largo? 

No es de gratificación inmediata. El problema con la música de concierto es que hay que acercarse a ella, mucha gente en su primera experiencia siente un rechazo por algo que no entiende, que pudiera parecerle aburrido o extraño. Es importante que el público que va a los conciertos intente familiarizarse con las piezas, buscarse en ellas. 

Yo invito al público Lagunero a que tomen provecho de su orquesta, la que es un privilegio tener. !Es un lujo¡ resultado de muchos esfuerzos. En cuanto al concierto de este viernes, será con obras de Mozart, de las mejores, un ejemplo de las piezas más deslumbrantes del estilo clásico.