Necesario, apoyar a culturas populares, dice Stavenhagen

Uno de los más importantes sociólogos de México conversa con MILENIO y destaca la relevancia de las políticas públicas culturales.
Promotor de los derechos humanos y de políticas incluyentes.
Promotor de los derechos humanos y de políticas incluyentes. (René Soto)

México

Rodolfo Stavenhagen, investigador de El Colegio de México, es una de las figuras más destacadas de la sociología mexicana; ha dedicado parte de su vida a la defensa de los derechos humanos y a la inclusión de los pueblos indígenas. Sus trabajos abordan cuestiones culturales y políticas, en un ejercicio que lo ha llevado a una reelaboración de perspectivas.

Para analizar la obra de Staven-hagen (Fráncfort, Alemania, 1932), durante las últimas dos semanas se organizaron cuatro mesas, la última de las cuales se realizará mañana en el Museo Nacional de Culturas Populares, en Coyoacán.

¿Qué significa "cultura"?

El concepto tiene muchos significados, depende de quiénes lo usan y cómo. Tal como lo usamos en la antropología se considera cultura todo aquello que da identidad a un grupo social coherente, por ejemplo, grupos étnicos, pueblos indígenas. Incluye su forma de vivir, sus prácticas y tradiciones, lo que le da sentido de pertenencia a los individuos. En una sociedad urbana como la nuestra, las actividades culturales tienen diversas expresiones: consumimos productos culturales, participamos en actos culturales y también creamos objetos culturales. Para la formación de las personas, sobre todo la juventud, las políticas públicas culturales son muy importantes.

¿Cuál es la relación de la política pública con la cultura en nuestro contexto social?

La idea de una política pública corresponde a las autoridades de un país, al gobierno en sus diversos niveles. Deben hacerse políticas públicas que permitan la expresión de la creatividad de la gente en su vida cotidiana. Por eso hemos estado proponiendo políticas públicas para las culturas populares en México. La sociedad en su conjunto, a través de sus instituciones públicas, debe dar su lugar a la cultura.

¿Cuáles son los factores fundamentales que impiden a la cultura tener una sólida infraestructura?

La gente responsable de políticas culturales, de su implementación y ejecución, no piensa a fondo en ciertos problemas, como fue el caso del arte popular, que en México no recibió la atención suficiente durante mucho tiempo, salvo como folclor o tradición. Se olvidaron que no se trata solo de tradiciones del pasado sino que también tiene un significado contemporáneo en las sociedades: el de compartir un patrimonio que está en peligro de desaparecer. Necesitamos proteger y apoyar a las culturas populares en nuestro país.

¿En qué se manifiesta con más vehemencia la cultura?

En la cultura popular, en las lenguas indígenas, en la política cultural a través de las escuelas y los medios —como lo son las radios comunitarias, que con la reforma de telecomunicaciones fueron marginadas—. Se requiere una política cultural que apoye a las comunidades indígenas o no indígenas, rurales o urbanas, que tengan acceso a comunicarse vía medios masivos de comunicación y no dejarlo en manos de un par de monopolios.

¿Cuáles son las demandas urgentes para el desarrollo cultural?

Ahora el país vive una crisis muy fuerte, porque las políticas adoptadas en años recientes en diferentes materias tienden a beneficiar a los grupos de ricos, las empresas extranjeras, e ignoran y marginan más a los ya marginados. Estas políticas tienen que enderezarse porque generan mucho descontento y violencia en el país, como lo hemos visto en las últimas semanas. Entre las políticas que requiere el país con urgencia están las culturales. Los problemas de México están anclados en la desigualdad, en la pobreza, en la corrupción y en la impunidad, y ahí las políticas culturales tienen un papel.