Robert Menasse: la crítica como voluntad y representación

A punto de arribar al sexto decenio de su edad, Robert Menasse, nacido en Viena en 1954, es una de las grandes inteligencias en lengua alemana de nuestro tiempo.
Menasse
Menasse (Laberinto )

México

: un crítico implacable de su sociedad desde hace un cuarto de siglo y un autor que siempre nos evoca, por sus actitudes públicas y su agudeza y expresividad verbales, al gran escritor satírico que fue Karl Kraus (1874–1936). En virtud de una veintena de libros publicados, entre los que destacan tres novelas traducidas al español por Alianza Editorial en Madrid (Don Juan de la Mancha, La expulsión del infierno y Tiempos felices, frágil mundo), Menasse se ha convertido en una referencia para las letras y el pensamiento europeos actuales. Su primera visita a nuestro país, en el marco de la FIL de Guadalajara 2013, acaso servirá para conocer al singular narrador y excepcional ensayista dotado de una agilidad mental temible para quienes polemizan con él o son blanco de sus dardos críticos. Si en novelas como la antes enlistada Tiempos felices, frágil mundo —que a un tiempo traza la biografía de una familia de judíos austriacos, una historia de exilio y asimilación en Brasil y las peripecias del atrabancado Prof de philo Leo Singer—, el vienés muestra el gran equipaje de recursos literarios y filosóficos que lleva consigo, amén de su refinado sentido de la ironía y humor negro, en sus ensayos Menasse descarga todo su poder satírico y toda su clarividencia política para desentrañar aspectos subterráneos, olvidados o desapercibidos de la civilización austriaca de la postguerra.

Su segundo libro célebre al respecto, Das Land ohne Eigenschaften. Essay zur österreichischen Identität (El país sin cualidades. Ensayo sobre la identidad austriaca), aparecido en una editorial vienesa en 1992 y republicado por la alemana Suhrkamp en 1995, se hacía eco, por supuesto, de El hombre sin cualidades, la clásica novela inacabada de Robert Musil, para explicar las inconsistencias y los equívocos de lo que él llamaba, jocosamente, "la estética de la coalición social"; vale decir, la estructura de asociación de los dos grandes partidos políticos austriacos tradicionales de postguerra, obligados siempre a formar coalición para gobernar y que, después de la desocupación de los aliados de Austria y luego de la instauración de una "normalidad democrática" en el país alpino, establecieron una República cuyo orden cívico tuvo al ideario socialdemócrata como principal horizonte de valores morales. Un ideario de centro izquierda que, revela irónico Menasse, acabó por cobijar a los antiguos nazis y por estimular involuntariamente el surgimiento de un par de generaciones de votantes neonazis. En otras dos obras, Dummheit ist machtbar (La estupidez es factible, de 1999, año en que Austria quedó temporalmente aislada de la Unión Europea por haber establecido un gobierno de coalición con el partido de extrema derecha de Jörg Haider, el FPÖ) y Das war Österreich. Gesammelte Essays zum Land ohne Eigenschaften (Hasta ahí llegó Austria. Ensayos reunidos sobre El país sin cualidades, de 2005), nuestro autor analizó magistralmente aquél y otros temas relacionados con la sospechosa y ambigua identidad política austriaca en el contexto de la Europa contemporánea. Asuntos a los que él, como intelectual judío de lengua alemana, es particularmente sensible.

Los escritos de Menasse suelen ser muy lúcidos y muy amenos, francamente divertidísimos. Orgulloso y privilegiado habitante del VI distrito de la capital danubiana, en el texto que a continuación presentamos a los lectores mexicanos echa mano de la microhistoria de su propia casa para atisbar por entre las múltiples vidas simultáneas disimuladas tras ciertas fachadas sobrecargadas de la historia siempre inagotable, siempre fascinante de Viena.