Robert Capa, el mejor fotógrafo de guerra

A cien años de su nacimiento, se recuerda al fotógrafo de la ‘Maleta Mexicana’, invaluables testimonios de la Guerra Civil Española.
La exposición en San Ildelfonso es un redescubrimiento de los negativos de la Guerra Civil Española de Capa, Chim y Taro.
La exposición en San Ildelfonso es un redescubrimiento de los negativos de la Guerra Civil Española de Capa, Chim y Taro. (Robert Capa)

México

Famoso por sus fotos sobre la Guerra Civil Española (1936-1939), que le valieron ser considerado en 1938, por la revista británica [i]Picture Post[/i], “el mejor fotógrafo de guerra en el mundo”, Robert Capa es recordado hoy, a 100 años de su nacimiento, como quien fue capaz de retratar el lado civil del conflicto bélico y fundador de una nueva manera de entender el trabajo del reportero.

Andrei Friedmann fue el verdadero nombre de Capa, quien nació en Budapest el 22 de octubre de 1913. Fue fotógrafo y corresponsal de guerra, salido de Hungría cuando tenía 17 años de edad en 1931, debido a sus tendencias de izquierda.

Sus estudios de periodismo los hizo en Alemania, donde comenzó a trabajar para la agencia Dephot. En 1933 pasó a Francia, país en el que conoció a Chim, Stein y Taro. Cuentan que para 1936 ya había creado al personaje de fascinante periodista estadunidense, y bajo el nombre de Robert Capa presentó su primera exposición con trabajos que alcanzaron precios muy altos.

Su prestigio internacional lo ganó al registrar la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial para la revista [i]Life[/i]. Siempre con su vida en riesgo, logró documentar cinco de las principales guerras del siglo XX.

El especialista y universitario José Antonio Rodríguez recordó que su lema era: "Si no son bastante buenas tus fotos, es que no estás bastante cerca", recordó.

Hacia 1947 se unió con Henri Cartier-Bresson, Rodger, Vandiver y David (Chim) Seymour, para fundar [i]Magnum Photos[/i], primera agencia cooperativa de fotógrafos independientes, y se dedica a enseñar a fotógrafos más jóvenes, y al año siguiente se desplazó a Oriente Medio para fotografiar los combates en Palestina.

En 1954 decide cubrir la guerra de Indochina, donde la explosión de una mina acaba con su vida y trayectoria.

[b]CAPA EN MÉXICO[/b]

Para celebrar su trabajo, el Antiguo Colegio de San Ildefonso exhibe desde el pasado 8 de octubre una muestra con el contenido de la [i]Maleta[/i], invaluables testimonios de la Guerra Civil Española, que estuvo 70 años oculta en México, con negativos del legendario fotoperiodista y de sus colegas David Seymour Chim y Gerda Taro.

[b][url=http://www.sanildefonso.org.mx/expos/maletamexicana/index.html]La muestra contiene 250 piezas[/url][/b] que habían sido guardadas con muchas otras en una maleta por Capa, quien la entregó en 1940 a un amigo que iba a Marsella y quien, en su camino, se la dio a un antiguo combatiente republicano de la Guerra Civil, que la escondió en los sótanos de un consulado latinoamericano.

Aunque nadie supo cómo, de ahí, llegó a México en manos de Graciela Aguilar, esposa de un fallecido militar, en 1992 éste decidió dar como herencia la maleta a Benjamín Tarver, un hombre involucrado en el mundo de la fotografía, que 12 años después donó el acervo al Centro Internacional de Fotografía, con sede en Nueva York.

Ese centro seleccionó, de entre los cuatro mil 500 negativos contenidos en la maleta, el material para la exposición que se presentó en 2010 en Nueva York y más tarde en España y Francia.

Entre ellas, destaca el último trabajo de Capa, quien falleció en Vietnam en 1954. Es un retrato sobre los campos de internamiento de los republicanos en el sur de Francia, en los que reflejó las pobres carpas en las que vivían con escasez de alimentos y soportando muy bajas temperaturas.

[b]HUNGRÍA[/b]

El Museo Nacional de Hungría, país en el que nació, exhibe desde septiembre pasado y hasta el 12 de enero de 2014, la muestra [i]Robert Capa/A játékos[/i], que pretende responder a la pregunta fundamental de quien fue realmente este artista que conmovió al mundo con sus fotos.

Se trata de 160 imágenes, acompañadas por otros objetos y documentos, e incluso escenarios auditivos, que complementan la experiencia visual de las bien conocidas fotos de Capa, según destacan diversas páginas turísticas que ofrecen la exposición entre los atractivos para visitar Budapest.

[b]ITALIA[/b]

En Italia, el Palazzo Braschi, en Roma, tiene desde hace unos días y hasta el 6 de enero de 2014, la exposición [i]Robert Capa in Italia. 1943-1944[/i], con la que además del centenario de Capa conmemoran el 70 aniversario del desembarco de los aliados.

Son 78 tomas que dan cuenta de ese suceso, ocurrido entre julio de 1943 y febrero de 1944, cuando Capa, siguiendo al ejército estadounidense, hace un recorrido del sur de la Península hasta Lazio, describiendo con sus imágenes la desolación en que fue sumida la Italia de esa época. La muestra se complementa con algunas notas privadas.

En una segunda etapa, la exhibición organizada por el Museo Nacional de Hungría, en Budapest y la Fundación para la Historia de la Fotografía, permitirá apreciar la obra de Capa en el Museo Alinari de Florencia, donde estará del 10 de enero al 30 de marzo de 2014.