Rinden homenaje a Orozco, muralista figurativo

El pintor de 80 años de edad asistió a la sencilla ceremonia en el Castillo de Chapultepec, junto a familiares y amigos.
'Juárez, símbolo de la República contra la Intervención Francesa', del muralista, fue reproducido durante 17 años en la portada de uno de los libros de texto gratuito.
'Juárez, símbolo de la República contra la Intervención Francesa', del muralista, fue reproducido durante 17 años en la portada de uno de los libros de texto gratuito. (Orozco)

México

El creador de dos de los murales emblemáticos del Castillo de Chapultepec, [i]Entrada triunfal de Benito Juárez a la ciudad de México[/i] y [i]Juárez, símbolo de la República contra la Intervención Francesa[/i], Antonio González Orozco, fue homenajeado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), al llegar a ocho décadas de vida y a poco más 45 años de la primera de sus creaciones emblemáticas, desarrolló siete murales en su vida creativa.

La directora del INBA, María Cristina García Cepeda, destacó la trayectoria del artista, quien no sólo sobresalió en el ámbito del muralismo, sino que “es un creador en toda la extensión de la palabra: dibujante, grabador, escultor, pintor y, desde luego, muralista”, dijo.

Ante familiares y amigos del maestro González Orozco, la titular del INBA resaltó su trayecto por la Academia de San Carlos, en la década de los 50, porque ese paso quedó presente en su ánimo y en su proyecto de vida creativa, a lo que se sumó “el trato iluminador que tuvo, aunque breve, de Diego Rivera, de quien habría de escuchar los principios esenciales y los consejos más práctico de la pintura mural”.

“En su obra domina la figuración, en la forma de un expresionismo realista que ha sido calificado también como expresionismo poético. Así, en sus telas y en sus muros, observamos siempre ese sello, aun siendo el tema histórico”, dijo García Cepeda.

En la sencilla ceremonia, celebrada en el Castillo de Chapultepec, un modesto Antonio González Orozco aseguró que no se consideraba acreedor al reconocimiento, “ya que no poseo ningún otro mérito que hacer mi tarea en el ámbito de mi oficio de la mejor manera posible”, dijo el creador.

“Pienso en la gran mayoría de hombres y mujeres que no escatiman esfuerzo, sin esperar aplausos y gustosamente cumplen su deber cotidiano, en la certeza de que es la única forma de responder ante la vida”, dijo.

La segunda de sus obras la ejecutó en 1972 –[i]Juárez, símbolo de la República contra la Intervención Francesa[/i], cuyas imágenes principales fueron reproducidas por espacio de 17 años en la portada de uno de los libros de texto gratuito.