Rinden homenaje póstumo a Luis Herrera de la Fuente

Su talento, visión y presencia, fundamentales en la construcción de la cultura sinfónica del México contemporáneo: García Cepeda.
Participó la OSN con la dirección de José Guadalupe Flores.
Participó la OSN con la dirección de José Guadalupe Flores. (Cortesía Conaculta)

México

El Palacio de Bellas Artes abrió sus puertas para brindar el Homenaje póstumo al director de orquesta Luis Herrera de la Fuente (Ciudad de México, 25 de abril 1916 – 5 de diciembre 2014) con un concierto en el que se recordó su faceta como compositor con la ejecución de tres de sus obras: Sonata en dos movimientos (dedicada a Carlos Prieto), Concierto para piano y orquesta, y Fronteras, suite de ballet.

Antes del concierto, la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda, en presencia de Luis Javier y Magdalena, hijos de Luis Herrera de la Fuente; destacó que el talento, visión y presencia constante del Premio Nacional de Ciencias y Artes (2005) en los escenarios mexicanos fueron fundamentales en la construcción de la cultura sinfónica del México contemporáneo.

“Hoy rendimos Homenaje a un ser excepcional: intérprete, compositor, director de orquesta, creador de instituciones y gran formador de profesionales de la música, quien forma parte de la historia de las orquestas más importantes de nuestro país y de otras más allá de las fronteras”, apuntó María Cristina García Cepeda.

Acompañada por Sergio Ramírez Cárdenas, subdirector general de Bellas Artes, y Jaime Ruiz Lobera, coordinador nacional de Música y Ópera; María Cristina García Cepeda dijo que a lo largo de la trayectoria de Luis Herrera de la Fuente fueron conocidas su predilección por Brahms y Beethoven, así como su inquietud por el descubrimiento y estreno de nuevos repertorios.

“Gracias a él tuvimos la oportunidad de escuchar grandes interpretaciones tanto de obras clásicas como de vanguardia, lo que trajo consigo prestigio para las orquestas mexicanas a nivel internacional”, destacó la titular del INBA.

“A través de la música y con el público al que siempre le entregó su respeto es como mejor podemos honrar la vida, creatividad y pasión de Luis Herrera de la Fuente. Agradecemos los años que brindó su talento, su sabiduría, generosidad y su visión de la música y el arte. Hoy y siempre recordaremos a este hombre gentil, alegre, y de extraordinario sentido del humor, gran conocedor de la música y entusiasta por difundir este arte entre nuevos públicos”, puntualizó María Cristina García Cepeda.

El Homenaje organizado ayer por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes, contó con la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), con la dirección de José Guadalupe Flores, y los solistas internacionales, el violonchelista Carlos Prieto y la pianista Guadalupe Parrondo, artistas con los que el maestro Luis Herrera de la Fuente vivió “entrañables momentos”.

El primero en salir al escenario fue el violonchelista Carlos Prieto para ejecutar una obra de Johann Sebastian Bach, Sarabanda de la Suite para violonchelo solo núm. 3 en do mayor BWV 1009, y una pieza de Luis Herrera de la Fuente, Sonatina en dos movimientos (dedicada a Carlos Prieto), que estrenó el músico en el año 2004.

“Para mí es un privilegio participar en este homenaje a la memoria de la gran figura que fue Luis Herrera de la Fuente”, expresó Carlos Prieto quien recordó que hace 40 años ofrecieron por primera vez un concierto juntos.

Posteriormente, en la Sala Principal del máximo recinto cultural del país, se proyectó  un video acerca de la vida y obra del músico,

El evento cerró con la ejecución de una de las piezas más solicitadas del homenajeado, Fronteras, suite de ballet por parte de la OSN, de la que Luis Herrera de la Fuente fue titular durante 18 años, de 1954 a 1972, arrancando de los presentes una fuerte ovación.