Rinden homenaje a Sergio Pitol en el Hay Festival Xalapa

Sergio Pitol fue homenajeado en el Hay Festival Xalapa por el editor cubano Cristian Frías, el escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez y el argentino-español Andrés Neuman.

Xalapa Enríquez Centro

Como parte de las celebraciones que se han dado a lo largo del año por sus ocho décadas de vida, Sergio Pitol fue homenajeado en el Hay Festival Xalapa por el editor cubano Cristian Frías, el escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez y el argentino-español Andrés Neuman, quienes reconocieron diversas aportaciones de la vida y la obra del autor de El arte de la fuga.

“Cuando leí la traducción de La defensa, de Nobokov, no sabía que eso se podía hacer en una traducción, es uno de los momentos donde la prosa de Nabokov alcanza niveles más altos; con ese volumen recuerdo haber tenido la sensación rarísima de estar ante un tono seductor que me daba lecciones útiles para la escritura de un cuento que pertenece a El amante de todos los santos: cuando hablo de la influencia que marcó ese cuento no pienso en Nabokov, sino en Sergio”, destacó Juan Gabriel Vásquez.

Tanto el colombiano, como Andrés Neuman, coincidieron al destacar la libertad formal en la escritura de Pitol, “esa insolente libertad formal de Pitol, la deliberada y un poco osada, y atrevida mezcla de géneros está ahí”.

“Son libros en los que la pregunta de a qué género pertenecen yo creo que motivarían una especie de indignación de ellos mismos; pertenecen a una familia que, a mí como lector siempre me ha gustado y que está en mi horizonte: uno siempre está pensando en esos libros que le gustaría escribir algún día y entre ellos estaría algo que pudiera compartir estantes con El arte de la fuga, con Microcosmos y con Danubio, que son esa mezcla entre el libro de viajes, las memorias personales y el ensayo de crítica literaria más intensa, más reflexiva.”

Andrés Neuman reconoció que en Sergio Pitol se encuentra una especie de anécdota personal “que si no es verdadera, parece serlo, y esa duda es parte del encantamiento: esa anécdota personal produce el encuentro con lo desconocido, que desata una serie de referencias culturales que sirven para leer o entre leer esa realidad desconocida”.

Llegar a 80 años de edad no es de todos los días; quizá por ello, en toda actividad literaria desarrollada a lo largo de 2013, se decidió rendir homenaje a don Sergio Pitol para celebrar ocho décadas de vida, siendo ya un referente fundamental no sólo para las letras mexicanas, sino para todo el ámbito hispánico.