Escenifican en Colombia un 'Rigoletto' moderno y actual

Participa la Ópera de Zúrich, seis solistas locales, la Orquesta Filarmónica de Bogotá y el Coro de la Ópera de esa nación.
Vestuario y maquillaje sencillos.
Vestuario y maquillaje sencillos. (Mauricio Dueño Castañedas/EFE)

Bogotá

Con un moderno Rigoletto, muy actual para la realidad colombiana, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá, en coproducción con la Ópera de Zúrich, celebra su quinto aniversario, un corto periodo de tiempo en el que se ha convertido en referente en América Latina.

La ópera del bufón de la corte del duque de Mantua, una de las obras maestras de Giuseppe Verdi, traslada al Teatro Mayor la excelencia de la Ópera de Zúrich con una escenografía, un vestuario y un maquillaje sencillos, distante de los lujos y la fastuosidad palaciegas, con lo cual realza la parte actoral y musical.

"La de Zúrich es una de las mejores óperas del mundo, en donde se arriesga mucho en materia de estética, sus propuestas son muy innovadoras", dijo el director del Teatro Mayor, el diplomático y gestor cultural Ramiro Osorio, al explicar la elección de esta compañía para celebrar el aniversario.

Para Osorio, Rigoletto es una ópera en la que Verdi en la madurez de su carrera como compositor, muestra su profundo conocimiento "de lo que es el alma humana" al abordar sentimientos como el amor filial, la pasión o la venganza, que puede hacer reflexionar a los colombianos.

"Es muy interesante esa metáfora de Rigoletto para un país como el nuestro que se ha propuesto terminar con el conflicto, que se ha propuesto el diálogo, el perdón, el reconocimiento de lo que piensan los otros, el respeto de lo que piensan los otros. Esta metáfora verdiana es muy actual para este país", explicó.

Bajo la dirección musical del maestro francés Patrick Fournillier, y de la alemana Tatjana Gürbaca en la parte escénica, esta coproducción, inédita en Latinoamérica, tiene un elenco de solistas de primer nivel encabezado por el barítono italiano Claudio Sgura, en el papel de Rigoletto; el tenor Massimiliano Pisapia (Ducca) y la soprano rusa Katerina Tretyakova (Gilda).

Según Fournillier, en las sesiones de entrenamiento vocal los solistas colombianos han mostrado el mismo nivel de los extranjeros. De esta forma, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo cumple en su aniversario con su cometido de llevar al público bogotano una programación de excelencia e inclusión social.