Ricardo Yáñez presenta su Desandar en la Joseluisa

Se trata de una compilación editada por el Fondo de Cultura Económica que incluye todos sus poemarios publicados entre 1985 a 2012 y uno inédito.
Ricardo Yáñez nació en Guadalajara en 1948
Ricardo Yáñez nació en Guadalajara en 1948 (Enrique Vázquez)

Guadalajara

Cuenta que de tener varias definiciones de la poesía que le gustan y que le funcionaron, se quedó sin ninguna. Tras una larga trayectoria en las letras, Ricardo Yáñez, periodista y poeta tapatío, Premio Jalisco de Literatura 2007, presenta hoy en la Librería José Luis Martínez del Fondo de Cultura Económica (FCE) una compilación editada por el propio FCE de todos los poemarios que publicó entre 1985 y 2012 bajo el título Desandar.

 

El autor jalisciense dice que la edición llega en el momento en que no tiene ganas de definir la poesía “porque siento que no puedo, alguna vez pensé que podía hacerlo, pero mi entorno ahora no es muy poético. Es dramático, trágico, decadente, triste es poco decirlo; incluso vulgar y vaya que la vulgaridad de la gente que no tiene educación la soporto, lo que no soporto es la vulgaridad de la gente que es educada. Lo digo como una crítica en la que me incluyo, en ocasiones uno cae en esa vulgaridad”, comenta el escritor, quien añade que esta edición surgió a raíz de una recomendación que hizo Consuelo Sáizar ex directora del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) al FCE y la editorial aceptó.

 

“Por lo pronto dan ganas de repensar si he escrito más de lo que tenía en la cabeza. Pensaba que había escrito poco y veo que escribí mucho. Me da gusto que alguien pueda acercarse a mi trabajo y tener todo junto, sobre todo porque he publicado en diferentes lugares y dudo mucho que alguien tenga todos mis libros y ahora aquí en Desandar, están todos”. En la edición, se puede apreciar la diversidad de estilos por los que ha discurrido la pluma de Yáñez, “son momentos y estilos que no registro muy bien, yo diría que ha habido cambios de emoción, sin embargo siempre hay una línea general, una voz, tal vez no muy definida. Una voz que es la mía cantando de diferentes maneras”, dice el escritor. Verso libre, soneto, lenguaje popular y hasta algunos guiños al lenguaje un poco críptico, es lo que de acuerdo a Yáñez puede encontrarse en la larga senda que va de su primer poemario titulado Ni lo que digo, hasta el poemario inédito que también se incluye en esta compilación y que se titula Versos dicen.

 

“En ninguno de los estilos que he abordado me sentí cómodo como para quedarme ahí, al releer todos estos textos a la distancia, siento que debí dar más en todos los casos. Luego, encuentro poemas de un estilo o de otro en donde creo que logré lo que quería. La comodidad no es una buena señal en el arte, pienso que el artista siempre debe estar incómodo y buscar y buscar caminos”, dice quien confiesa que siempre le ha gustado la canción porque “los músicos no pueden mentir, los poetas y los pintores sí”, de ahí que en todos estos años haya trabajado con cantantes como Eugenia León, Mauricio Díaz “el hueso” y Yahír Durán, por mencionar algunos. Yáñez, quien no ha parado de dar talleres de literatura en más de diez ciudades del país desde 1968, cuando fundó en Guadalajara el Taller Jalisciense de Literatura, destaca que “una de las cosas que me alientan a continuar en esa vía es abrir a los asistentes un camino que espero sea el propio, y no el camino del taller”.

 

El Dato

 

La presentación de Desandar estará a cargo de los poetas Carmen Villoro y Ricardo Castillo. Durante la velada Alma Rocío Jiménez cantará algunos temas de Ricardo Yáñez. La cita es a las 20:00 horas en la Librería José Luis Martínez del Fondo de Cultura Económica en avenida Chapultepec Sur 198. La entrada es libre.

 

Canción del sueño

 

Una vez yo tuve un sueño

y en el sueño alguien decía

que perdido es todo empeño

si no es que el amor lo guía.

 

Una vez yo tuve un sueño

y en él una voz cantaba

que de balde es todo empeño

si no es que en amor acaba.

 

Una vez yo tuve un sueño

y en ese sueño entendí

que si es de amor el empeño

hablará el amor por mí.

 

Una vez yo tuve un sueño

o soñé que lo soñé

y en realizarlo me empeño

y si quiere amor lo haré