"Siempre hay algo que mejorar"

El pianista torreonense, Ricardo Acosta, impartió una serie de clases a alumnos de distintas escuelas en el Teatro Isauro Martínez de Torreón. Señaló que este arte conlleva dedicación y disciplina.

Torreón, Coahuila

El ir y venir de un movimiento musical, los altos y bajos de una emoción que se mueven a la par que una nota y los sentimientos que genera, fueron identificados por Ricardo Acosta Murguía, pianista torreonense, luego de una serie de clases impartidas a estudiantes de distintas escuelas en la gran sala del Teatro Isauro Martínez de Torreón.  

El lagunero, quien toca este instrumento desde los 6 años, actualmente estudia la Licenciatura en Piano y Composición.

"Cada pieza es distinta, tocas y tocas una pieza cuarenta veces y siempre hay algo que mejorar, siempre habrá algo que perfeccionar, por lo que no es tan fácil ya que se requiere de gran dedicación y disciplina", expuso.

Entrevistado al término de su segunda participación en una "master class" que dio en el TIM, el joven pianista señaló que la composición abarca distintos sentimientos, emociones que pueden ser propios o no.

Con 20 años de edad, en la actualidad estudia en la Escuela de Música Eastman, en Rochester, Estados Unidos, y una de sus grandes expectativas al terminar su carrera es poder enseñar a las nuevas generaciones de pianistas a nivel universitario.

"Una de mis grandes inquietudes es poder educar a los chavos en tocar el piano", dijo.

Concluyó que otro de sus objetivos es seguir dando conciertos de manera profesional, ya que asegura que al momento de componer y tocar se comparte alguna experiencia personal.