El dramaturgo Ricardo Pérez Quitt reivindica la pastorela en el FIC

Reveló “Tacos al pastor” de su “Libro rojo de la pastorela”, donde retoma este género y el cual él plantea de acuerdo a la realidad actual en el país

Guanajuato

El dramaturgo de Atlixco, Puebla, Ricardo Pérez Quitt reivindicó la pastorela esta mañana al leer una de su autoría en la Universidad Autónoma de Guanajuato, donde también leyó el cuentista poblano José Sánchez Carbó.

El dramaturgo reveló “Tacos al pastor” de su “Libro rojo de la pastorela”, donde retoma este género “despreciado por muchos” y el cual él plantea de acuerdo a la realidad actual en el país “sin finales felices… donde uno puede decir lo que piensa sobre el país” explicó a los oyentes, quienes conocieron una historia del nacimiento del Niño Jesús entre narcos, balazos y secuestros.

Único dramaturgo poblano que se había presentado antes en el Festival Internacional Cervantino (FIC), donde ofreció hace algunos años su montaje “Auto de fe”, Pérez Quitt adelantó una obra que aún no ha sido montada en la que, por supuesto hay pastores, hay un demonio que intenta desviarlos para que no vayan a adorar al “Nazareno nacido en Belén”, pero todo se desarrolla en un país donde el diablo inhala cocaína, hay un asceta que se muere por comerse unos tacos, y el maligno trata de embaucar a los pobladores dándoles de comer que, por lo que se sabe de la trama, mucha falta les hace.

Ricardo Pérez recordó que en México sólo Miguel Sabido ha podido montar pastorelas con actores conocidos, en grandes escenarios y una producción cara en cada una de ellas; incuso hizo una película “Santo Luzbel”, en Cuetzalan, sobre una de ellas pero, se quejó hasta ahora ninguna ha sido montada en el FIC, que se realiza en octubre y no en diciembre, cuando se hace ese tipo de montajes y “por ello se les desprecia”.