Revueltas, militante por la libertad: Tovar y de Teresa

“Es el autor de nuestro lado oscuro”: Rosa Beltrán; “tuvo el valor de disentir”: Gerardo Estrada; “se ha convertido en una especie de santo laico”: Labastida.
La mesa principal en el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes.
La mesa principal en el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes. (Nelly Salas)

México

En el día de su nacimiento se cifró su destino: un 20 de noviembre de 1914, en la fecha del aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, y a lo largo de su vida, José Revueltas se definió por su rebeldía ante la vida y ante la literatura con una congruencia que no perdió camino por donde anduviera en lo personal o en lo literario.

Al menos, así se coincidió en el homenaje que recibió la tarde de ayer el escritor, ensayista, periodista y, sobre todo, luchador social, en el centenario de su nacimiento, en una ceremonia celebrada en el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes (Cenart), donde el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, aseguró que la figura de Revueltas ha tomado cada vez mayor dimensión, “al no solo verla como un militante político, como un hombre vinculado al movimiento del 68, un militante permanente de la libertad y por la libertad, sino como un autor del que es muy importante conocer su obra. Su vida está inmersa en el desarrollo del siglo XX mexicano”.

Luego de hacer un recorrido por las diferentes actividades que se llevarán a cabo hasta el próximo domingo como parte del homenaje nacional, el titular del Conaculta aseguró que se trata de una figura que “debemos de tener presente en la cultura nacional y en nuestro pensamiento cotidiano”.

En representación del rector de la UNAM, José Narro Robles, estuvo presente en la ceremonia la directora de Literatura de esa casa de estudios, Rosa Beltrán, quien recordó que el centenario de José Revueltas llega en un momento histórico en que “hacer una reflexión de su obra se vuelve vital”, en especial en un día en el que su palabra resulta mucho más necesaria, como se coincidió en el acto.

“Revueltas es el autor de nuestro lado oscuro, es el autor del monstruo que nos habita; aunque sus cuentos y novelas se distinguen por hacer una crítica a la sociedad desde una perspectiva histórica, su obra, ambigua y compleja, está lejos de lo que en su tiempo se llamó ‘literatura de compromiso’; es mucho más que eso. Se trata de una prosa con un manejo magistral del lenguaje, que abreva de autores centrados en explorar las contradicciones del ser”, destacó la escritora.

Literatura y revolución

Uno de los aspectos en los que se coincidió en la primera mesa de reflexión sobre la vida y la obra de Revueltas, titulada “Los días terrenales”, fue en la vigencia de su pensamiento y, por ende, de su literatura. Amigos y escritores se reunieron para extraer de su memoria algunos aspectos sobre la figura del homenajeado, pero que también recuperaron escritos de tiempos pasados en los que se percibe esa misma vigencia.

Álvaro Ruiz Abreu, Eduardo Lizalde, Carmen Galindo, Edith Negrín, Evodio Escalante, Eduardo Antonio Parra, Vicente Quirarte, Gerardo Estrada, José Carreño Carlón, Javier Aranda Luna y Jaime Labastida fueron algunos de los participantes a esta jornada de homenaje a José Revueltas.

Labastida aseguró que la vida del escritor giró alrededor de la literatura y de la revolución;  añadió: “La obra y la existencia se desarrollan en los linderos precisos de un profundo cambio de la vida política y literaria de México. Revueltas era un hombre complejo y contradictorio (…) Al paso de los años ha sido convertido en un icono, en una especie de santo laico”.

Gerardo Estrada recordó las semanas en las que llevaba comida a Revueltas mientras permanecía escondido en una casa de la colonia Del Valle, y reconoció en el luchador social a un hombre que tuvo siempre el valor de disentir, quien decidió no callar pues “sus convicciones iban más allá de toda coyuntura”.

En el acto, José Carreño Carlón, director del Fondo de Cultura Económica (FCE), enumeró las publicaciones conmemorativas, entra las que se encuentran una nueva edición de Los errores, Ver en las tinieblas. Narrativa, ensayo, evocaciones —cuya selección y prólogo estuvo a cargo de José Manuel Mateo— y José Revueltas. Una literatura “del lado moridor”, de Evodio Escalante.

“Qué bueno que su literatura se revalore como uno de los grandes narradores mexicanos del siglo, un hombre de compromiso con las causas políticas y sociales a las que les entregó su vida: siempre militante, abierto a una discusión sin límites ni concesiones a la derecha o a la izquierda. Vivió y murió pobre en el aspecto material, pero nos ha dejado un riquísimo legado literario y ético”, expresó el editor.

Las actividades de homenaje a José Revueltas continuarán durante el fin de semana.

Evocaciones

21 de noviembre: a las 17:00 será inaugurado un ciclo de cine en la Cineteca Nacional, en la que se destaca su faceta como guionista.

22 de noviembre: 11:00, en el Archivo General de la Nación: inauguración de la muestra José Revueltas: palabra de tierra y agua, además de la apertura de una lectura nacional colectiva
de su obra, que se llevará a cabo en diferentes estados y en centros de readaptación social, estatales y federales.

23 de noviembre: 11:00, en la explanada del Palacio de Bellas Artes se escenificará el monólogo Los muros de adentro, basado en la novela Los errores y el tercer tomo de Escritos políticos.

23 de noviembre: 12:00 horas, sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes: presentación de la Obra reunida de José Revueltas, coeditado por el Conaculta y Ediciones Era.