Revisarán en el Colmex la literatura iberoamericana

Durante el encuentro, que se realizará la semana próxima, habrá homenajes a Octavio Paz, Efraín Huerta y José Emilio Pacheco.
Juan Villoro dictará la conferencia inaugural.
Juan Villoro dictará la conferencia inaugural. (Claudia Guadarrama)

México

En los círculos académicos suelen desaparecer las fronteras al momento de reflexionar sobre ciertos temas, ni se diga cuando se trata del ámbito literario, donde ciertos autores despiertan un gran interés fuera de sus fronteras no solo lingüísticas sino geográficas.

Por ello, el Congreso del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, que llega a su edición 40, se consolida como un espacio para conocer la gran diversidad de intereses literarios de los académicos de diversas partes del mundo, quienes se reunirán del 9 al 11 de junio en El Colegio de México (Colmex).

Un encuentro en el que se contempla la participación de alrededor de 400 especialistas de diferentes partes del mundo, en la que habrá homenajes a autores como Margo Glantz, José Emilio Pacheco, Octavio Paz y Efraín Huerta, y una conferencia de inauguración de Juan Villoro dedicada a la vida y la obra de Gabriel García Márquez.

De acuerdo con Rafael Olea, coordinador del Congreso, el Instituto se fundó en 1938, en la Ciudad de México, impulsado por Pedro Henríquez Ureña y Alfonso Reyes —en la actualidad su sede se encuentra en la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos—, y prácticamente desde su origen se planteó la necesidad de organizar reuniones bienales que permitieran el diálogo entre los especialistas.

“El Instituto tiene una serie de socios que se dedican, desde el punto de vista académico, al estudio de la literatura iberoamericana. La asociación es libre, pero
en los congresos no solo participan los socios, hay demanda libre, y se permite participar a estudiantes o a quienes están en la elaboración de su tesis. Tenemos ahora una participación de 400 académicos en un lapso de tres días”.

Para reflejar un tanto el interés que despierta albergar al Congreso, en los últimos años se ha desarrollado en la Georgetown University, en la Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad de Cádiz, y en 2016 será en Alemania. Una de sus características es la manera en que se organizan las mesas redondas: las organizadas con un tema específico y las que surgen de las propuestas de los académicos, “y nosotros lo ubicamos en la mesa que sea la más apropiada”.

“Es como una especie de termómetro de las cosas que se están estudiando en literatura iberoamericana en este momento; por eso es tan positivo que haya muchos jóvenes, porque ellos marcan otras tendencias: hay quien es eminencia en su campo y hay otros que se están iniciando, lo que es algo que varios de ellos ya han agradecido, porque es un congreso en el que se les da la oportunidad de hacer sus pininos en el estudio de la literatura desde una perspectiva académica”, aseguró el profesor de tiempo completo del Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios de El Colegio de México.

“La poesía del Río de la Plata en diálogo”, “La definición de una literatura nacional”, “En la lente cinematográfica: fronteras documentales, literarias, referenciales del cine latinoamericano actual”, “Literatura y cultura popular”, “Leonardo Padura y la poética de una nueva escritura política” y “Literatura y exilio” son ejemplos de los temas que serán abordados durante el congreso, del que se hará un libro electrónico, ya que por el número de participantes, la impresión ya resulta poco práctica, a decir de Rafael Olea.

“La ventaja que se tiene es que cualquiera que se dedique al estudio de la literatura iberoamericana va a encontrar algo que les resulte de interés; por ejemplo, no le sorprenderá que haya varias personas interesadas en la relación entre literatura y violencia. La representación de la violencia desde el punto de vista del narcotráfico en la literatura es una tendencia de moda entre los jóvenes”, resaltó el catedrático.