Revaloran el papel del Dr. Atl en la Revolución

Con una muestra de Casasola México y con un performance de la Compañía de Teatro Novohispano se busca difundir la historia del estallido social de 1910.
Vania, descendiente de la dinastía de los Casasola, busca otras formas de divulgar el pasado.
Vania, descendiente de la dinastía de los Casasola, busca otras formas de divulgar el pasado.

México

El pintor Gerardo Murillo, el Dr. Atl, tuvo una participación muy importante en la Revolución mexicana, si bien poco o nada se conoce de ello, lo que se pretende subsanar a partir de varias actividades encabezadas por los herederos de los Casasola.

Junto con Casasola México Editorial, se presentará la exposición Revolución-Atl en el Jardín Gran San Ángel, además de un performance que ofrecerá la Compañía Nacional de Teatro Novohispano, explica Vania Casasola, nieta de Gustavo Casasola.

“El Dr. Atl tuvo un papel importante como mediador: Carranza le pidió que fuera con Zapata para que lograra convencerlo de que se sumara al Plan de Guadalupe, y lo logró”, precisa.

En el performance aparecen tres personajes: Carmen Romero Rubio (Vanesa Marroquín), quien habla de su vida de opulencia durante el Porfiriato; la Adelita (Luna Beltrán), que de una manera muy jacarandosa describe los momentos de lucha de la Revolución, y Emiliano Zapata (José Juan de la O), que se refiere a cómo los caudillos se fueron matando unos a otros en su lucha por el poder.

La muestra ofrecerá fotografías y documentos poco conocidos, entre los que se encuentra una carta que en 1909 Aquiles Serdán dirigió a Porfirio Díaz, en la que cuenta con lujo de detalles la manera en que varias personas entraron a su casa tras fingir que se querían sumar al Partido Antirreleccionista, e intentaron asesinarlo en su propio domicilio en Puebla.

“Pretendemos presentar la historia de la Revolución de una forma dinámica y entretenida, para que los jóvenes se acerquen a la historia”, afirma a MILENIO Casasola.

Se exhibirá un documento inédito: la invitación que se distribuyó en 1902 para la inauguración del Puerto de Veracruz.

“Queríamos retratar la época del Porfiriato; entonces decidimos presentar lo que no se ha visto, como la invitación que le hicieron formalmente a Porfirio Díaz, que está rotulada con el nombre de Agustín Víctor Casasola, para que asistiera al banquete
para celebrar la inauguración de las obras del Puerto de Veracruz el 6 de marzo de 1902”.

Comercialización

Casasola México es una empresa que nace del Archivo Casasola, con la intención de que la gente valore su historia reciente.

Como diseñadora, Casasola ha lanzado un concepto, “muy mexicano, de la mano con la difusión de la historia de México a
través de bolsas, cojines y carteras, en las que se reproducen momentos históricos que no debemos olvidar. Es una manera de preservar en la memoria nuestro pasado. Es decir, puedo tener la foto tomada por Casasola en la sala de mi casa, o bien traerla colgada en una bolsa o llevarla puesta”.

La diseñadora recuerda que su bisabuelo, Víctor Casasola, fue fotógrafo de prensa desde 1903, cuando trabajaba en El Tiempo.

Al estallar la Revolución mexicana, Víctor vio que había una gran necesidad de contar con una
agencia de fotografía, y fundó la primera de México, que en su momento se llamó Casasola Fotos, en donde recopiló el trabajo de más de 400 fotógrafos de prensa.

“Entonces empezaron a trabajar allí su hermano y los hijos de ambos, entre ellos Gustavo, mi abuelo, quien se dio a la tarea de conservar ese acervo. A la muerte de Agustín Víctor Casasola, el archivo quedó en la casa de mi bisabuelo —y es ese el que compra el presidente Luis Echeverría en 1973 para la Fototeca de Pachucha—. Mi abuelo siguió trabajando en su editorial, lo que le permitió publicar la Historia gráfica de la Revolución mexicana.”

Revolución-Atl se presentará en el Jardín Gran San Ángel, calle de la Amargura 17,  San Ángel. El performance se realizará los sábados 16 y 23 de noviembre a las 16:00 horas, y 7 y 14 de diciembre a las 13:00 horas.