Rescatan archivo histórico de Parroquia de Regina Coeli

Los documentos que se hallan en ese recinto arrojan luz no solo sobre el desarrollo de la Iglesia sino sobre muchos otros asuntos sociales.

México

Las condiciones de los documentos de este archivo eran malas. Unos se hallaban en la oficina parroquial, otros en un salón inaccesible y las hojas presentaban una capa de polvo de hasta cinco milímetros de grosor. Fue necesario acondicionar una puerta, construir una escalera provisional y pasar una aspiradora a los legajos cubiertos por una malla, tareas que duraron casi dos años.

Después se inició el rescate de un importante acervo documental que, ahora se sabe, abarca un periodo que va de 1772 a 1971, en el que se cuentan detalles de la vida del Convento de Regina Coeli, que después se convirtió en la Parroquia de la Natividad de María Santísima, de cuyo origen se tenían pocas certezas.

Como convento, este recinto tuvo tres edificaciones, la última iniciada en 1721. Cuando las monjas fueron enclaustradas debido a las Leyes de Reforma, el templo se mantuvo abierto al culto. “No sabemos en qué fecha el templo de Regina Coeli fue erigido parroquia. Desde su edificación funcionó como capilla del convento; es decir, que se celebraban ahí los oficios de las monjas y estaba abierta al culto público, sin administrar los sacramentos”, señala el inventario del archivo, coordinado por Candy Ornelas.

Los documentos, ahora ya organizados, permiten saber que esta capilla dependió administrativamente de la Parroquia de Nuestra Señora de la Purísima Concepción del Salto del Agua, y que esta última fue trasladada a la primera en 1883, por el arzobispo Pelagio A. de Labastida y Dávalos.

Los archivos pictórico y musical que se encontraron fueron entregados a especialistas para su investigación, mientras que los documentos históricos, en cambio, fueron organizados en 60 cajas. Estos se dividen en dos secciones: la sacramental y la disciplinar, según explica a MILENIO el maestro Jorge Garibay, responsable del proyecto de rescate por parte de Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (Adabi).

Epidemias y prohibiciones

“Esta labor —dice Garibay—, como muchos de los inventarios que realiza Adabi, es fundamental porque permite elaborar la historia no solo de este magnífico monumento en el que se alojaron religiosas concepcionistas, una orden muy importante para el devenir de la sociedad de aquella época, sino que de aquí sale información que enriquece la historia de la medicina, de la arquitectura, de la economía, etcétera.”

Muestra de ello es la información sobre una de las epidemias de viruela en la capital mexicana (1829-1839): los documentos ubicados en la serie Providencias revelan disposiciones para aminorar el contagio, los lugares donde se deberían enterrar los cadáveres infectados, mandatos de que se eleven rogativas, misas y oraciones para aminorar el mal que aquejaba a los pobladores de la ciudad, y en los que también se ordena a los clérigos socorrer, aliviar y consolar a los infelices contagiados.

“Sobre este tema el archivo parroquial también resguarda el título ‘Método curativo de la viruela que ha aparecido en México desde fines de noviembre de 1829 del profesor Pedro del Villar, manuscrito, copia, firmado en Ixcatipan el año de 1830’, que es uno de los expedientes más interesantes”, comenta Garibay.

También sobresalen dos documentos de corte literario que se hallan en el fondo. El primero es un manuscrito titulado “Jesús”, composición poética de José F. Elizondo fechada en Lagos de Moreno el cinco de septiembre de 1913. El segundo es un papel suelto con décimas burlescas que se refieren a Benito Juárez, que comienzan con el verso “A que no le dices Pascual…”. El documento está fechado en 1868 y se encontraba dentro del libro de Providencias de 1794.

La serie Circulares contiene, por ejemplo, la prohibición de diversos tipos de bailes, entre los que resalta el “tango argentino, el cual se consideraba que provocaba los sentidos masculinos”; y un recuento de las persecuciones que sufrió la Iglesia, desde la enderezada contra la Iglesia mexicana en junio 1914, hasta la sufrida por los católicos rusos durante 1930-1933, cuando fueron azotados por largos periodos de hambruna y frío.

Sin embargo, todavía falta que los investigadores realicen la gran tarea de asomarse a cada uno de los documentos para descubrir las historias que encierran. Por lo pronto, este primer inventario muestra, por ejemplo, las preocupaciones de la Iglesia sobre la educación de la juventud entre 1923 y 1935, cuando decretó que estaba prohibido a los católicos mandar a sus hijos a estudiar a colegios donde se promovieran ideas anarquistas, del bolchevismo, del comunismo y del socialismo.

Claves

Inventario

El periodo que abarca este archivo va de 1772 a 1971.

Un documento sobre el método curativo de la viruela es de 1830.

60 grandes cajas guardan los documentos históricos.

En tres meses se logró hacer el inventario completo.