ENTREVISTA | POR ÁNGEL REYNA CEPEDA

Renata Chapa Directora del Instituto Municipal de Cultura y Educación

La titular del IMCE en Torreón expresó que en esta administración se trabajará sobre dos ejes principales: la resiliencia cultural y la pedagogía artística.

“Hay que hacer eficientes los centros culturales”

Renata Chapa, titular del Instituto Municipal de Cultura y Educación.
Renata Chapa, titular del Instituto Municipal de Cultura y Educación. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Renata Chapa, titular del Instituto Municipal de Cultura y Educación (IMCE) de Torreón, expresó que hay que revalorar la actividad cultural de la ciudad.

Señaló que durante la gestión del alcalde Miguel Ángel Riquelme, se trabajará en cultura sobre dos ejes: la resiliencia cultural y la pedagogía artística, en actividades que han comenzado con el relanzamiento del Paseo Colón.

Dijo que se trabajará para hacer eficientes los centros culturales que tiene el municipio, a fin de que estén al servicio real de la comunidad y sean lugares tanto de reunión como de participación ciudadana.

Para lo que se laborará en coordinación con otras dependencias como la Secretaría del Ayuntamiento, Desarrollo Social, Desarrollo Económico y Seguridad Social.

¿Cuál es la diferencia entre una Dirección Municipal de Cultura y el IMCE?

Su figura jurídica. La DMC en pasadas administraciones se circunscribía a ser una parte del Ayuntamiento con otras direcciones, ahora es un organismo público descentralizado con recursos propios que le permiten más libertad y ser más eficiente en sus proyectos.

¿Cuál será la función del Consejo Ciudadano de Cultura?

Tendrá una serie de papeles importantes como velar por la calidad de las intervenciones del IMCE. De manera colegiada estará revisando las propuestas que las diferentes coordinaciones educativas presentarán en el Plan de Desarrollo.

Es el símbolo de una cohesión comunitaria de personas, con distintas perfiles relacionados por la búsqueda del bienestar general en la alta cultura y la cultura popular.

¿El IMCE es parte formal del organigrama del Ayuntamiento?

Es un órgano público descentralizado que fue ratificado por el Cabildo a finales de la administración anterior y el 16 de enero será la validación del Plan de Desarrollo Cultural Municipal ante el Cabildo.

"Estamos listos para el remozamiento de museos. La meta es crear espacios apetecibles y dignos para el público".

¿Cuáles son los ejes rectores  del trabajo del Instituto?

El primero es el tema de la cohesión comunitaria, es el corazón de las actividades para llegar al objetivo. Se dará prioridad a las intervenciones educativas, todo lo que tiene que ver con los procesos de enseñanza – aprendizaje.

El segundo eje rector tiene que ver con la reliciencia comunitaria, que es la capacidad de un objeto o elemento que recibe un cierto impacto y después tiene la capacidad de regresar a su estadio original. Tiene que ver con comunidades que han sufrido violencia.

Para poder enfrentar el reto perteneces a las actividades de seguridad ciudadana,  desarrollo económico y desarrollo social. Es pedir ayuda a diferentes disciplinas para que se respete a las comunidades y con prácticas exitosas podemos crear proyectos que tengan valor.

La cultura ha estado un tanto distante de estudios científicos, porque tiene que ver con la inspiración, con la espontaneidad, el espíritu no suele considerarse un objeto de estudio científico.

¿Cómo diseñan los programas?

De manera transversal tenemos a una Dirección de Comunicación Educativa, ya que es importante no solo anunciar, sino dar una concepción del medio de comunicación como formador comunitario.

Se quejan de anuncios de las intervenciones de la cultura, pero todo comunicado, incluida la cara a cara, es parte de una inspiración pedagógica que nos enseña a dar más, no solo el dato duro.

Nos preguntamos antes de diseñar un programa qué es lo que al creador le gustaría, a qué ambiente le gustaría llegar, cómo le gustaría ser tratado.

En ese momento hay otra perspectiva de trabajo, cuando el creador habla de sus propios anhelos y comienza a ponerse en los zapatos del público, que es parte de una comunidad solidaria que participa.

¿Qué papel jugarán las 18 bibliotecas como centros de cultura?

Es importante mencionar que ha crecido el concepto de cultura con el ingeniero Riquelme. Hablamos de la coordinación educativa, de la palabra que tiene tras la lectura, escritura y la oralidad. ¡Es urgente leer las y en las bibliotecas!

Pronto habrá correos electrónicos, esquinas con la expresión “Lectorreón, ciudad que aprende y ama la palabra”. Necesitamos que lo verbal y lo no verbal nos permitan ser congruentes.

Es un honor para mí ser parte de la transformación  de un grupo de personas a partir de la palabra y las bibliotecas son fundamentales en este esfuerzo, por eso en esta administración tendrán una transformación espectacular.

¿El maestro Saúl Rosales seguirá al frente de las bibliotecas?

¡Claro! está ratificado en su cargo, es una persona de gran valor, además como integrante de la Academia Mexicana de la Lengua siempre está dispuesto a compartir sus competencias.

¿Y Radio Torreón, qué parte cumplirá como una casa de cultura?

Consu perfil como Radiodifusora de carácter cultural será una parte fundamental en la comunicación educativa del Instituto, la fortuna de que Radio Torreón ya no es un elemento externo al instituto es una gran noticia.

"Uno de los ejes del IMCE es la cohesión comunitaria, el corazón de las actividades para llegar al objetivo".

La estación forma parte de nuestra casa, entonces hay un tiempo de evaluación y rediseño. Estamos ultimando detalles, hay que buscar programaciones acordes a los diferentes públicos, ser un espacio de  expresión  de nuestro Ayuntamiento con cultura y educación como ejes de su labor.

¿Cómo serán  los primeros 100 días del gobierno municipal?

Estamos construyendo la planta de colaboradores, evaluamos competencias y actitudes para trabajar todos los días, todas las horas.

Ahí estarán Juan Barrios y la Orquesta, todos serán evaluados con apoyo nacional e internacional. Vamos construyendo con personas y grupos que han dejado huella, por ejemplo se continuará con el apoyo a grupos internacionales como Nahucalli.

¿Qué pasará con el proyecto apoyado por Conaculta para rehabilitar los museos de la Casa del Cerro y del Ferrocarril?

Este fue tramitado exitosamente por la anterior directora de museos, Ruth Idalia Ysáis, quien también fue ratificada en su puesto.

Ella y su equipo presentaron el proyecto y estamos listos para volver realidad ese remozamiento, pues la meta es crear espacios apetecibles y dignos para el público.

¿En qué consiste el proyecto del nuevo centro cultural al poniente de la ciudad?

Es un plan integral en la colonia Compresora, habrá un espacio para el deporte, una preparatoria hermosa, una biblioteca especializada en los perfiles de los públicos y tendremos una sala de proyecciones permanentes.

¿Hay modelos  a seguir?

Sí, el Plan de Desarrollo Cultural del doctor Sergio Fajardo como alcalde de Medellín, Colombia. El modelo conceptual de los parques bibliotecas.

Líneas de observación del doctor Sergio Legizo,  director de cultura con Fajardo y que estará aquí el 27 y 28 de enero para ofrecernos una conferencia magistral y delinear aspectos del programa de Desarrollo Cultural de Torreón.

Así como proyectos musicales como los manejados en favelas brasileñas, que permitieron a jóvenes delincuentes que encontraran cómo promover la samba con un concepto comercial y forma parte de este proyecto donde vamos a presentar la casa de la cumbia en Torreón.

¿Es importante que el Instituto intervenga en el rescate del Centro Histórico?

Sí es crucial, primero una evaluación diseño de proyectos ejecutivos en la zona donde hierve la cultura, es un espacio para injerirse educativamente, conocer y tener respeto por los espacios y las personas que intervienen en ellos.

¿Será entonces un tiempo de mayor participación ciudadana?

¡Por su puesto! y de tomar  las herramientas científicas en la educación e investigación académica para poder intervenir con mayores posibilidades de éxito, con un compromiso real y tener otras formas de trabajo.