Renata Petersen inicia residencia artística en el MUSA de la UdeG

Los visitantes podrán ver el desarrollo del trabajo de la artista tapatía de apenas 22 años
Renata Petersen no tiene un estilo definido y duda que eso ocurra, lo que le caracteriza es la convicción.
Renata Petersen no tiene un estilo definido y duda que eso ocurra, lo que le caracteriza es la convicción. (Arllete Solano)

Guadalajara

Renata Petersen no tiene un estilo definido y duda que eso ocurra, lo que le caracteriza es la convicción. Cree en lo que piensa y tiene definidos sus intereses, es una artista disciplinada que se formó como discípula de Waldo Saavedra antes de explorar las técnicas antiguas del arte en Italia. La artista que inició este martes su residencia en el Museo de las Artes tiene la intención de rescatar la valiosa acción de la conversación que se genera en torno a una mesa servida.

Del 5 de julio al 5 de agosto, la artista tapatía de apenas 22 años e interminables certezas en torno a su proceso creativo estará trabajando en público y en privado. “En horario Godínez para quien quiera verme trabajar en vivo estaré de martes a viernes de 10:00 a14:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas, pero voy a trabajar muchas, muchas horas extras”, comentó en entrevista.

En ese periodo desarrollará una serie de piezas en grafito, y planea intervenir una de las paredes, así como hacer una instalación con utensilios de la comida.

Durante un mes mudará su taller a una sala al fondo de la primera planta del MUSA. Llevará sus mapas mentales y su insistencia por el rigor pues es de las personas que no cree en que la inspiración sea necesaria para construir arte.

“Es un trabajo constante y constante en el que de pronto surgen momentos de brillantez pero no necesitas inspiración para levantarte a trabajar. Yo lo hago diario porque me gusta, porque es mi trabajo”.

En el ambiente claro y limpio de la sala, Petersen se concentrará en trabajar sobre el diálogo que se genera cuando “pones un tablón y pones comida, lo que sucede es que la gente se sienta y de manera natural se crea un diálogo. No creo que soy pintora, dibujante o fotógrafa, creo que las técnicas son herramientas que te ayudan a crear esa obra”.

La obra que surja de esta residencia artística será presentada el 18 de agosto como Topografía de una conversación en el MUSA y quedará abierta hasta septiembre.