Relacionado con contaminación ambiental, 19% de los tumores

Especialistas de institutos nacionales y universidades de México se unen para investigar el impacto que tiene la calidad del aire en la formación de neoplasias y otras enfermedades.
La OMS señala que hay partículas cancerígenas en el aire.
La OMS señala que hay partículas cancerígenas en el aire. (Especial)

México

Los institutos nacionales de Cancerología (Incan), de Enfermedades Respiratorias (INER) y de Salud Pública (INSP) realizan estudios para determinar el impacto que tiene la contaminación en México en la formación de tumores malignos luego de que la Organización Mundial de la Salud alertara que 19 por ciento de las neoplasias es atribuible al medio ambiente.

“Los contaminantes en general son ya un cancerígeno reconocido”, lo que se traduce en 1.3 millones de defunciones anuales, dijo en entrevista Justino Regalado, subdirector médico del INER, tras explicar que es necesario establecer criterios claros sobre otros factores, ya que el tabaquismo sigue siendo en 85 por ciento la causa principal del cáncer pulmonar.

En el país lo que respiran las personas incluye “ozono, que es un irritante potente... Las partículas que se clasifican por su diámetro y también suelen contener metales, los productos biológicos o las bacterias por fecalismo al aire libre”, detalló el experto.

“Son elementos que interaccionan con la mucosa de nuestro tracto respiratorio ypueden producir inflamación; ahora se sabe que a veces crónica y que puede derivar en tumores del sistema respiratorio, como reconoció la OMS, especialmente cáncer de pulmón”, señaló Regalado.

Estudio interinstitucional

Además de los institutos nacionales mencionados, en la investigación participan diversas dependencias ambientales, federales y locales, así como el Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, el Departamento de Toxicología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), la Universidad Metropolitana y hasta la Universidad de Alberta, de Canadá,

Los científicos de todas esas instituciones buscan delimitar los factores de predisposición como tabaquismo, exposición al humo de leña, radiaciones ionizantes o trabajos en minas, para así establecer de qué manera la gente ajena a esos riesgos desarrolla tumores malignos a partir de las fuentes de aire sucio generadas por transporte y emisiones industriales, principalmente.

Se trata de un estudio trascendente que puede definir las políticas de control ambiental, aunque —acotó Regalado— las medidas aplicadas a través de la introducción de gasolina sin azufre y sin plomo, del uso de convertidores catalíticos, han sido de gran utilidad.

El experto detalló que, aunque el estudio es esencial, también es preciso valorar qué medidas se tomarán una vez que se obtengan los resultados, los cuales calcula que estarán listos antes de que concluya este sexenio.

“La salud es muy importante pero también la actividad económica. Tenemos que saber qué tanto nos va a costar tomar decisiones restrictivas; para ello no hay que olvidar la contingencia por el virus A/H1N1; se hizo lo correcto, pero tuvo un gran impacto en las finanzas nacionales”, ejemplificó.

Las acciones, opinó el experto, deben ser acordes a la realidad. “Se necesita un trasporte público más eficiente y emplear sistemas alternativos como la bicicleta o caminar, en lo que deben considerarse cuestiones esenciales de seguridad y de infraestructura adecuada.

Otras enfermedades

El fenómeno del impacto de los contaminantes atmosféricos también se relaciona con que se han incrementado de manera significativa las enfermedades crónicas como el asma, que en ciertas temporadas satura los servicios de urgencias hospitalarios.

Se trata de gente de 18 a 30 años y actualmente más de 11 millones de afectados, detalló Regalado.

“Se ha ido incrementando entre población joven al pasar de 4 a 8 por ciento en los últimos 20 años... Tenemos en la actualidad una calidad de aire mejor que a principios de los 90; sin embargo, el asma se está elevando en menores de 18 años y lo grave es que en caso de llegar a terapia intensiva los costos por día cama es hasta de 15 mil pesos”.

El especialista subrayó que no se debe de subestimar el asma ya que “si tiene síntomas, particularmente tos, flemas, falta de aire, pecho apretado, dificultad para respirar y aprecia que le cuesta trabajo respirar, debe ser valorado para evitar caer en falla respiratoria y hasta paro cardiorrespiratorio”.

ESTADÍSTICAS

Según el Instituto Nacional de Ecología, en cinco años la contaminación del aire causó

38 mil muertes

por cáncer de pulmón, y otras enfermedades.

50 por ciento

en el valle de México, Guadalajara, Puebla, Monterrey y Toluca.