Reinterpretan obra de Orozco en su casa taller

Proyectan que funcione como biblioteca y sede de residencias artísticas. La iniciativa corre a cargo del ICC, de la SC y de la asociación civil PAOS.

Guadalajara

La casa taller José Clemente Orozco este año funcionará como espacio para la investigación, documentación y reinterpretación de la obra del muralista de Zapotlán, Jalisco, ya que la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC), junto con el Instituto Cultural Cabañas (ICC), en alianza con la asociación civil Programa Anual de Open Studios (PAOS) deciden perfilar el lugar con una vocación de estudio de arte con residencias artísticas. Para lograrlo la SC aportará 35 por ciento del financiamiento que requiere, equivalente a 400 mil pesos y la asociación civil PAOS, integrada por artistas contemporáneos participará con la mayor parte de los recursos que asciende a un millón de pesos.

En rueda de prensa se anunció que hoy será lanzada la primer convocatoria dirigida para artistas de Jalisco entre 22 y 40 años de edad. “Es un proyecto
maravilloso, es una alianza que hicimos con PAOS que ha venido promoviendo artistas, entonces con la SC damos vida a la Casa Taller trayendo artistas a desarrollarse aquí para dar un seguimiento muy puntual y apoyarlos en su despegue porque es para artistas emergentes. Es para apoyar a los artistas de Jalisco, sobre todo las dos primeras residencias”, comentó Olga Ramírez Campuzano, directora del ICC, del cual depende esta casa que fue comprada por el gobierno del estado en los años 50.

La convocatoria considera que se presenten propuestas en artes visuales, arte sonoro y medios alternativos con reflexiones formales vinculadas a la obra del artista. Lorena Peña Brito, por parte de PAOS, dijo que “una de las mejores maneras de conocer la producción de arte actual es ver cómo trabajan los artistas, entonces desde el momento en el que el público puede tener acceso a hablar directamente con ellos y puede acercarse sin temores y hacer cualquier pregunta, les será más fácil entender esas propuestas”.

Por otra parte, PAOS apuesta a que los artistas se den la oportunidad de interactuar con los visitantes y se den cuenta que “los estudios no son solo pintura
sino que hay trabajo de oficina, investigación, prueba y ensayo e investigación”, subraya. 

Serán cuatro residencias en este año, con duración de dos meses cada una, las dos primeras estarán limitadas a artistas del estado; la tercera y cuarta habrá un artista local y uno internacional. Habrá un pequeño apartamento habilitado con servicios de habitación, comedor y baño para máximo dos artistas foráneos.

Peña asegura que las adecuaciones y el diseño del proyecto se está realizando con las medidas vigiladas por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la propia SC. Además se han estipulado horarios de trabajo, medidas de seguridad y convivencia con el lugar en un reglamento realizado por el ICC.

La gestora explicó también que la casa destinará uno de sus salones para convertirse en biblioteca con acervo de arte contemporáneo. Comenta que “en 1946 José Clemente Orozco compra el terreno, en seis meses se termina la edificación y en 1948 se concluyó la finca. El gobierno construyó un salón para
biblioteca y le estamos regresando esa vocación”.

Comenta que su objetivo es reunir acervo de un periodo “desde la llegada de Mathias Goeritz en 1949, que ya se han hecho lecturas en ese periodo histórico, como el de Carlos Ashida que hizo en Asimétrica, a partir de ese periodo, queremos establecer una colaboración con el centro cultural Trama porque ya tiene documentación. Lo que vamos a tener en la biblioteca serán libros y referencias bibliográficas que contribuyan a la investigación, documentos que entran en este periodo y que el público pueda visitar.

Además los artistas colaboradores van a hacer sugerencias”. La principal orientación que tendrá este estudio de arte es generar un centro de documentación
que va a quedar en la casa y que estará abierto al público, informó la directora de PAOS, y agrega que “va a incluir los documentos resultantes de
investigación, del proceso, lecturas y demás, vamos a generar una biblioteca que soporte esta investigación estaremos construyendo con los artistas invitados a las residencias y los invitados a PAOS intermedios que estará formado por curadores y artistas tanto locales como nacionales a quienes pediremos que hagan sugerencias de bibliografía que consideren crucial para el entendimiento de la producción artística actual”, dice Peña; agrega que producirán documentación fotográfica y en video del trabajo de los artistas disponible en el sitio de PAOS.