Reggae Sumfest devolvió el género a los músicos locales

La fiesta más grande de la música jamaiquina incluyó la presentación de Barrington Levy, Busy Signal y Christopher Martin, entre otros.
Joe Bogdanovich fue ovacionado por su entrega a esta música.
Joe Bogdanovich fue ovacionado por su entrega a esta música. (Xavier Quirarte)

Montego Bay

Hay trabajos en los que sabes a qué hora entras, pero no a qué hora sales. Así ocurre con el Reggae Sumfest: sabes que las actividades empiezan a las nueve de la noche, pero no tienes idea de a qué hora van a terminar. Lo seguro es que será al día siguiente. La garantía es que la música será continua, lo mismo que la fiesta.

Joe Bogdanovich, director del festival, lo había explicado en los siguientes términos: "¿Saben por qué a la gente le gusta quedarse en la fiesta hasta el día siguiente? Porque se sienten más seguros de regresar a casa con la luz del día acompañándolos". La lógica es buena, especialmente si la música es la adecuada.

Así, con la luz del día, la madrugada del sábado seguían las actividades de la noche dedicada al dancehall mientras regresábamos al hotel. La noche reggae, de sábado a domingo, no sería la excepción, pues había algo extra que celebrar: el fin de fiesta. Horas antes de subir al escenario, como si fuera la voz representativa de sus compañeros, Barrington Levy mostraba su beneplácito de que esta edición estuviera dedicada al talento local, sin estrellas internacionales.

Esta medida, dijo, "es buena para la cultura del reggae: está devolviendo el género a los músicos locales. Veremos qué sucede. Sin embargo, como sabes, en México el reggae es muy popular. A donde quiera que vayas en el mundo hay un concierto de reggae, una banda de reggae, así que es una música conocida internacionalmente".

En conferencia de prensa previa a la clausura, organizadores y patrocinadores reiteraron su compromiso de impulsar un festival que promueva el turismo y la cultura a través de la música más representativa de la isla. Bogdanovich insistió: "Apoyamos a nuestra música".

El promotor agregó que es su propósito apoyar a nuevos artistas que le den un rostro fresco al reggae. "Es un deber. No importa cuánta cerveza vendas, sino cómo apoyar este producto nacional que es el reggae y el dancehall. No necesitas estrellas internacionales para tener un festival internacional, muchos de estos músicos son internacionales".

Todo va a estar bien

Lo mejor es llegar al Reggae Sumfest con actitud marleyana: "No te preocupes por nada/ porque todo va a estar bien", como cantaba en "Everything's Gonna Be Alright". Noche de clausura de sábado a domingo con el reggae en todos sus estilos y sabores, a cargo de personalidades e intensidades variadas.

Una de las animadoras advirtió que participaban tres generaciones de artistas, de ahí la diversidad de formas de abordar la música. Por ejemplo, Christopher Martin presentó una propuesta que involucró un reggae de tintes románticos, con una mezcla de balada pop, música oriental y soul, sobre todo cuando interpretó "I've Been Waiting for You too Long", de Marvin Gaye.

La devastadora presentación de Busy Signal, que fue subiendo de intensidad desde un canto suave y amoroso hasta un grito salvaje, contrastó con el paseo por la pasarela de Joe Bogdanovich, que en plan de modelo de alta escuela, recibió un reconocimiento por lo que ha hecho por el reggae en su tierra natal.

Y aunque un carterista quiso aplicarme el llamado dos de bastos —¡a un habitante la Ciudad de México! —, no se percibieron incidentes en el enorme espacio destinado para el festival. Así que los policías realmente no tuvieron mucho trabajo, salvo disfrutar la música como el resto de los asistentes y compartir sus buenas vibraciones.

Con talento local el festival funcionó. En 2017 se celebrará la edición número 25 y uno se pregunta qué tiene preparado Bogdanovich para la ocasión. Por lo pronto el promotor piensa en llevar una edición a África, donde el género es muy popular. ¿Algún promotor se apunta para llevarlo a México?