Regalan cuadro de Picasso por cien euros

Una asociación internacional sorteó el cuadro L'homme au Gibus, valorado en un millón de dólares.
L'homme au Gibus' (1914), de Picasso, fue sorteado por la Asociación internacional para la salvaguarda de la localidad libanesa de Tiro.
L'homme au Gibus' (1914), de Picasso, fue sorteado por la Asociación internacional para la salvaguarda de la localidad libanesa de Tiro. (EFE)

París

Un joven estadunidense ganó con una inversión de 100 euros (137 dólares) un Picasso valorado en un millón de dólares, sorteado por la Asociación internacional para la salvaguarda de la localidad libanesa de Tiro.

El cuadro es L'homme au Gibus (1914) y se sorteó anoche entre casi 50 mil personas que participaron en la rifa, con la que se lograron recaudar unos cinco millones de euros, informó hoy a Efe la promotora de la iniciativa, Péri Cochin.

Cada uno de los boletos numerados costaba cien euros, como los pagados por el ganador, el estadunidense Jeffrey Gonano, de 25 años, empleado en una sociedad de seguridad contra los incendios de Pensilvania (Estados Unidos).

Las sumas exactas obtenidas con la tómbola todavía no se conocen, pero según Cochin, se han alcanzado "casi los 5 millones de euros (6.5 millones dólares) que esperábamos vender".

La presentadora y productora de televisión franco-libanesa Cochin tardó dos años en hacer realidad su idea de comprar un Picasso para organizar con él una tómbola y multiplicar así su precio a beneficio de la ciudad milenaria de Tiro.

Su iniciativa culminó anoche en la sede parisiense de la casa de subastas Sotheby's, que acogió la operación.

Cochin precisó que adquirieron L'homme au Gibus en una venta en Nueva York y que aún tienen que devolver el crédito bancario que solicitaron para vender el Picassso, que calcula en unos 700 mil u 800 mil euros.

Es una suma importante, pero "el banco hizo su trabajo" y ha permitido "recuperar una enorme cantidad de dinero para la buena causa", añadió Cochin, feliz ante todo de haber visto su sueño hecho realidad.

Quizá ahora "recomenzaremos con otra idea", subrayó Cochin, hija de la directora de la asociación, nacida en Tiro, que se ocupa de ella desde hace treinta años y para la que, en busca de fondos, organizaba hasta ahora galas benéficas.

Llegar hasta aquí fue "muy difícil", añadió la promotora, que tardó dos años en obtener las autorizaciones necesarias de los Ministerios franceses del Interior, de Finanzas, de Cultura y de Exteriores, al ser un Picasso que podría tener que dejar el territorio nacional.

Olivier Picasso, nieto del artista malagueño, "nos ayudó mucho en la promoción de la operación, porque encontró que el proyecto era interesante y muy innovador, como a su abuelo le habría gustado" y los herederos de Picasso nos dieron la autorización oficial, precisó Cochin.