Recuperan murales de la Iglesia de Dolores

La restauración del templo ubicado en el centro de Monterrey es por cuenta de la empresa guanajuatense Restáurika, con apoyos de Conaculta, entre otros.  
En una primera etapa se invertirán tres millones 685 mil pesos.
En una primera etapa se invertirán tres millones 685 mil pesos. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Tras años de ver como la pintura de los murales en la Iglesia de Dolores caía lluvia tras lluvia, hoy un grupo de seis restauradores trabajan en la recuperación del histórico templo.

A una altura de 10 metros, los restauradores trabajan con sumo detalle. A través de una jeringa inyectan una mezcla de agua y alcohol, solución que ayuda a la correcta aplicación del fijador de la pintura. Así lo hacen en cada grieta de los murales.

Los trabajos los realiza la empresa guanajuatense Restáurika, la cual quedó seleccionada tras la licitación lanzada para encargarse de la rehabilitación del Templo de Nuestra Señora de los Dolores, ubicada en Juan Méndez y Ruperto Martínez, en el centro de Monterrey.

Con tres millones 685 mil pesos se inició la primera etapa de los trabajos de rehabilitación de las pinturas del templo, que incluirán tres crujías incluyendo sus bóvedas.

Los apoyos económicos fueron gestionados por Conarte desde el año pasado, y se lograron con el apoyo de Conaculta y la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados en la LXII Legislatura.

Además se cuenta con la anuencia del INAH y la Arquidiócesis de Monterrey para este proceso.

Un templo único

"Este templo es una joya en el noreste", expresa Ricardo Mejía Falcón, restaurador de la empresa Restáurika.

Edificado en 1909, la iglesia de Dolores destaca en la región por las pinturas en los muros y bóvedas, los cuales se terminaron en 1939, además de lienzos adheridos a las paredes.

Desde hace años se ha alertado por la fragilidad de los murales que lucen serios problemas de salitre y desprendimientos a causa de la humedad.

Consolidar cada segmento de pintura desprendida o a punto de caer puede tardar hasta dos semanas por lo detallado del proceso.

Después se hace una limpieza (retirar polvo y hollín) de la pintura para recuperar las tonalidades originales. Aunque se hará la restauración, se buscará respetar en lo mayor los trabajos de pintura originales.

Aunque no se sabe a ciencia cierta el nombre del autor de los murales, con la restauración aparecieron dos letras a manera de iniciales: "S" y una "L".

Trabajo con la comunidad

La comunidad del Mesón Estrella está al pendiente de la restauración, incluso han manifestado su intención de apoyar económicamente al proyecto.

Así lo expresó el presbítero Reynaldo Servín, rector del Templo de Dolores y Perpetuo Socorro, quien comentó que el templo estará cerrado a la feligresía durante los trabajos.

Por su parte, América Palacios, directora de Desarrollo y Patrimonio Cultural en Conarte, indicó que se estarán realizando visitas guiadas en el templo para los interesados en conocer los trabajos de recuperación.

Los interesados podrán comunicarse al teléfono 1493 7216 al 19, para las visitas, las cuales tendrían como horario los jueves por la mañana.

Ana Cristina Mancillas, coordinadora de Patrimonio Cultural de Conarte, resaltó que tras años de realizar estudios, investigaciones y gestiones se pudieron conseguir los recursos para recuperar los murales. Esta sería la primera etapa de una serie que podrían concluir con la restauración completa del templo.

Pendiente, La Ciudadela

Uno de los proyectos pendientes para Conarte pero de mayor importancia es la recuperación del mural "Alegoría de la Educación Popular", del pintor Guillermo Ceniceros, ubicado en la Biblioteca Municipal "Felipe Guerra Castro" conocida como La Ciudadela.

Katzir Meza Medina, presidente de Conarte, indicó que un siguiente proyecto de restauración sería dicho mural.

"Una vez terminando este proyecto evaluaremos los siguientes, vamos a retomar el mural del maestro Guillermo Ceniceros. Ya hablaremos con el municipio para reactivar este proceso", señaló.