Recorte presupuestal afecta a Cultura Populares

El titular de la dependencia de la Unidad Durango dijo que para este año fueron destinados 700 mil pesos, de los cuales deben 130 mil que les prestó el Estado el año pasado.  
Los Cardencheros de Sapioriz son de los más beneficiados.
Los Cardencheros de Sapioriz son de los más beneficiados. (Aldo Cháirez/Archivo)

Comarca Lagunera

La cancelación de las actividades programadas por parte de Culturas Populares obedece a la constante reducción presupuestal federal destinada y al casi nulo respaldo de estados y municipios.

“El problema está en que la descentralización ha sido un proceso que no se ha llevado a cabo correctamente, entonces por una parte se deslinda el Estado y a veces la federación".

“Hemos estado obligados a hacer ajustes muy dolorosos, consecuencia de la necesidad de adecuarnos a un presupuesto muy limitado”, compartió Gerardo Iván García Colmenero, titular en Culturas Populares de la Unidad Durango.

Se le cuestionó sobre el monto del presupuesto con el que Culturas Populares realiza los proyectos para el sostén de la cultura popular en la región reconoció:

“Hemos tenido que cancelar diversas actividades. Sólo para este año fueron destinados 700 mil pesos para Culturas Populares de Durango, de este monto debemos del año pasado aproximadamente 130 mil pesos que nos prestó el Estado, porque no tuvimos presupuesto alguno.

Para este año de gasto administrativo tenemos estimado un aproximado de 136 mil pesos, además de que para el año que entra se vislumbra un año difícil debido al recorte presupuestal cultural a nivel nacional del Conaculta en donde sólo para la dirección general de Culturas Populares es del 70 por ciento".

Colmenero dijo que actualmente la unidad cultural trabaja con el presupuesto que debió de haber llegado en el 2014.

“Pero si descontamos lo que debemos al Estado del año pasado, más los gastos administrativos de este año y más el colchón que nos están sugiriendo tener para el año que entra para cubrir lo más básico, nos estamos quedando para proyectos con un presupuesto de 300 mil pesos para todo este tiempo y para todo el Estado”.

“Tendremos que limitarnos en todo, tanto en los proyectos que tenemos previstos y actividades de gran importancia que no se llevarán a cabo.

Ahora por nuestra parte el proyecto más importante es el del canto Cardenche, que involucra desde talleres de transmisión cultural, publicaciones de discos y libros cancioneros, giras, conciertos.

La idea de un centro cultural, el trabajo iniciado para que el ejido de Sapioriz sea nombrado tierra del Canto Cardenche, crear una página web, estrategias de promoción y difusión, cosas que muy probablemente se van a quedar en el tintero”.

Por otra parte, Gerardo Iván García, manifestó que desde el 1999 se inició un proceso de descentralización, para que las unidades regionales pasaran a ser parte del Estado, proceso que sigue trunco.

“Por una parte seguimos siendo de Conaculta, quienes nos envían  los recursos para proyectos, gasto administrativo y gasto corriente, pero el convenio original era que este proceso estuviera a cargo del Instituto de Cultura de cada Estado”, añadió.

“Hemos estado obligados a hacer ajustes muy dolorosos, consecuencia de la necesidad de adecuarnos a un presupuesto muy limitado”.


“El problema está en que la descentralización ha sido un proceso que no se ha llevado a cabo correctamente, entonces por una parte se deslinda el Estado y a veces la federación y no nos queda claro qué institución debe arroparnos, además nos falta ser tomados en cuenta como organismos que forman parte de los mismos Estados”.

“Reconozco que hemos tenido apoyo en algunos proyectos por parte del Estado de Durango, por ejemplo el año pasado se nos apoyó con el 'De Tradición y Nuevas Rolas'”, dijo.