Recorrido por la historia de la numismática de México

La integran 170 piezas coloniales, imperiales y republicanas que abarcan cerca de 500 años de acuñación en el país.
Importante patrimonio que el INAH y el Banco de México difunden .
Importante patrimonio que el INAH y el Banco de México difunden . (Cortesía INAH)

México

Desde la época virreinal en nuestro territorio comenzó la circulación de la moneda como medio de cambio, inicialmente la acuñación era burda y en ella se apreciaban los rostros de reyes españoles y sus escudos de armas. En 1823 se estableció que en el anverso apareciera el escudo nacional, y desde entonces el busto de diversos personajes mexicanos se ha grabado en ellas.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Banco de México organizaron un programa de exposiciones temporales en las cuales se exhibirá parte de la colección numismática del Instituto Central, que inició en noviembre pasado y concluirá en agosto de 2014.

La muestra Moneda e Historia. Historia numismática de México (región Golfo) se presenta en el Museo Arqueológico de Veracruz Casa del Gobernador, en Veracruz. Se integra con 170 monedas y billetes coloniales, imperiales y republicanos, y permanecerá abierta hasta el 16 de febrero de 2014.

La exposición ofrece un recorrido por 500 años de historia monetaria en México, desde 1535 cuando se estableció la Casa de Moneda en la Nueva España, hasta la acuñación de las monedas y billetes que continúan en circulación.

Asimismo, aborda los medios de intercambio prehispánicos basados en el uso del cacao, la evolución de la moneda virreinal que pasó de la acuñación manual a la mecánica, las fabricaciones imperiales de Iturbide y Maximiliano, la moneda republicana, los sistemas octaval y decimal, el surgimiento de los primeros bancos emisores, y las monedas y billetes del siglo XX emitidos por el Banco de México. También reúne una serie enfocada a las emisiones relativas a Veracruz, como monedas representativas de la Guerra de Independencia y la Revolución Mexicana, tlacos y pilones coloniales y porfirianos.

En 1535, los reyes de España ordenaron el establecimiento de la Casa de Moneda de México, donde se acuñaron las monedas durante tres siglos.

La primera moneda fue de tipo Carlos y Juana (1536-1572), llamada así porque tenían la leyenda Carolvs et Iohana reges Hispaniarvm et Indiarvm (Carlos y Juana reyes de España e Indias), que se elaboraba a golpe de martillo y con grosor uniforme.

Posteriormente, la abundancia de metales permitió la emisión de nuevas monedas llamadas macuquinas (1572-1732), que se hacían manualmente y de forma burda. En 1732 aparecieron las piezas redondas que se acuñaban mecánicamente con una prensa de tornillo.

Durante el virreinato, por corto tiempo se elaboraron monedas de cobre, a partir de 1679 se acuñaron de oro, pero abundaron las de plata por la gran riqueza de este metal que tenía el país.

Las piezas de oro eran de medio, 1, 2, 4 y 8, que equivalían a escudos en lugar de pesos; y las de plata eran de medio , un cuarto, 1, 2, 4 y 8 reales. También se labraban de cobre de 2 y 4 maravedís, de uso exclusivo para los naturales.

A través del programa de exposiciones temporales, el INAH y el Banco de México buscan contribuir a mantener viva la herencia numismática de México, y divulgar este importante patrimonio.

Moneda e Historia. Historia numismática de México se presenta en el Museo Arqueológico de Veracruz "Casa del Gobernador", ubicado en el interior del Fuerte de San Juan de Ulúa (ex islote de San Juan de Ulúa, Pedro Sáenz de Baranda s/n, Manuel Contreras, Veracruz, Veracruz). Horario: martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas. La entrada es libre.