Reconocen al artesano Alfonso Hernández

Maestro del tallado de máscaras de madera.
Propuesto por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes.
Propuesto por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes. (Cortesía)

Pachuca

El Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo propuso al maestro artesano Alfonso Hernández Hernández como depositario y pilar de las expresiones culturales tradicionales ante el Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca y la Dirección General de Culturas Populares del Conaculta.

Haciendo eco de las recomendaciones de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de los pueblos del Mundo organizado por la UNESCO en el año 2003, para que los estados miembro implementen medidas de protección y salvaguardia del patrimonio inmaterial de la humanidad, el Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca (PDCH), integrado por los estados de Hidalgo, Querétaro, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz, así como la Dirección General de Culturas Populares del CONACULTA, propuso identificar a personas que son depositarias y pilares de las distintas expresiones culturales tradicionales que conforman el patrimonio cultural de las comunidades huastecas. Lo anterior es para hacerles un reconocimiento con el propósito de estimular la continuidad, promoción y difusión del patrimonio inmaterial de valor histórico, artístico y cultural tanto en la comunidad como en la región y de este modo apoyar su viabilidad y permanencia.

Los primeros seis creadores (uno por estado) se definieron a partir de los criterios siguientes: ser creador popular; tener más de 65 años; ser originario y vivir en la Huasteca; que haya transmitido sus conocimientos a sus descendientes; que la disciplina que practiquen sea representativa de su comunidad y con cierto riesgo de desaparecer; haber colaborado en las actividades del PDCH, tener reconocimiento de su comunidad y presentar cierto grado de vulnerabilidad.

Del estado de Hidalgo se seleccionó al maestro Alfonso Hernández Hernández, quien recibió un apoyo económico en días pasados, por su trayectoria de vida como artesano apegado a la tradición y el conocimiento de técnicas del tallado de madera con herramientas simples (cincel y martillo).

Don Alfonso es hablante del idioma náhuatl, nació en el año de 1936, en el barrio de Toltitla, municipio de Jaltocán, inició su aprendizaje a los ocho años de edad, como ayudante de su abuelo en la elaboración de huaraches de cuero y llanta, así como en la producción de máscaras de madera para las celebraciones de carnaval y día de muertos.

Siendo adulto, además de seguir elaborando máscaras, incursionó en el moldeado de muñecos y aprendió a usar la máquina de coser y a bordar para elaborar la indumentaria. Los muñecos representan hombres y mujeres indígenas realizando diversas labores del campo y del hogar: hombres cargando leña, la pareja campesina, la madre con su hijo en brazos, personajes del carnaval y de danzas tradicionales, como el comanche; todos con el traje típico de manta y cuando el caso lo requiere con arco, flechas, sombrero, machete, tocado y máscara adornada con colores llamativos: verde, rojo, negro y blanco, especialidad que le distinguió de otros artesanos.