Reclaman nombramiento de Susana Chávez Brandon

Representantes de colectivos culturales aseguraron que su nombramiento en la dirección de Cultura causa profunda extrañeza porque resulta ajena a la vida artística y cultural de la ciudad

Guadalajara

Ayer integrantes de varios colectivos culturales como Casa Nahual, Galería Roberto Montenegro así como los artistas y promotores culturales como Guillermo Rúa y Gabriela Villavicenzio, se reunieron en la Plaza de Analco para dar a conocer a los medios una declaratoria  en la que reclaman a Enrique Alfaro, alcalde de Guadalajara que haya nombrado a Susana Chávez Brandon en la dirección de Cultura. 

El documento señala:“Su nombramiento causa profunda extrañeza entre la colectividad de creadores, gestores y público, porque resulta ajena a la vida artística y cultural de la ciudad.

Su experiencia se circunscribe a ser una oficinista que se agazapó a la sombra de dos pésimas administraciones municipales y lo que va de la deplorable gestión estatal”.

La misiva continúa: “Pero más indignación causó que esta persona ratificara a varios de los directores de museos, centros culturales y cargos estratégicos de la dependencia, a burócratas que negaron de muchas formas los espacios a los artistas; cuando a Usted se le otorgó el voto con la esperanza de que toda esta política de exclusión cambiara”. 

En otro párrafo se puede leer: “Las declaraciones de Chávez Brandon a los medios de comunicación sobre el proyecto de cultura, confirma esa detestable política porque no refleja las propuestas que la comunidad cultura expresó el sábado 18 de abril de este año en el jardín de San Sebastián de Analco; entre las que se encontraban promover a los artistas tapatíos en distintas latitudes, apoyo a los centros culturales independientes y la asignación de inmuebles propiedad del Ayuntamiento a la sociedad civil en comodato para espacios culturales. Como tampoco manifiesta el compromiso que expresaste ese mediodía de que la cultura se convierta en el factor de integración social y de empoderamiento del ciudadano; ni mucho menos, el proyecto cultural con base a los cien millones de pesos anuales destinados para impulsar a los creadores y a los grupos artísticos locales que llevarían la cultura a todos los barrios del municipio”.

El documento será turnado a la Oficialía de Partes y los activistas han comenzado a recabar firmas para hacer valer su petición