Reclaman fallas en Premio Nacional de la Cerámica

A través de cartas, artesanos que participaron en la edición número 39 de este concurso de trascendencia nacional, expresaron sus inconformidades a las que la directora dio respuesta.
José Alvarez Ramírez fue el artesano que obtuvo de manos del gobernador al máximo galardón nacional
José Alvarez Ramírez fue el artesano que obtuvo de manos del gobernador al máximo galardón nacional (Cortesía)

Guadalajara

"Realmente regresamos a nuestros talleres molestos, intentamos hablar con Kathya Nambo y no nos ha recibido. Cada año nos defrauda más la organización del Premio Nacional de la Cerámica para todos los que viajamos hasta Jalisco y que cada día somos muchos menos. Hemos recibido mal trato y no hay sensibilidad, no podemos tolerar que en un solo concurso una sola persona reciba dos premios y este año fueron dos los que recibieron doble premio, eso jamás se había visto en el concurso, lo cual deja mucho malo que pensar de los jurados”, este es un fragmento de la carta de la ceramista Hilda San Vicente.


Esto con respecto a la entrega número 39 del Premio Nacional de la Cerámica que otorga el gobierno de Tlaquepaque en coordinación con instancias federales y que ha dejado una mala experiencia para algunos participantes, quienes dieron a conocer por escrito sus inconformidades que van desde malos tratos en la ceremonia hasta dudas sobre la transparencia en la calificación de las obras.


El jalisciense José Álvarez Ramírez, máximo ganador de la edición 39 del 2015 que se llevó 125 mil pesos de una bolsa total de un millón 115 mil pesos, manifestó su molestia por haber recibido un reconocimiento firmado por el presidente municipal Alfredo Barba Mariscal y no por el presidente de México como tendría que haberse emitido. Por su parte, José Manuel Paredes Amante señaló en su texto que durante la ceremonia intentó tomar bocadillos y el mesero fue categórico al evitarlo con el argumento de que por instrucciones de la organizadora Kathya Nambo, ese servicio estaba limitado para invitados especiales “yo le dije que era artesano y ni siquiera me contestó”, sentencia en su manifiesto. 


Hilda San Vicente cuestionó además que durante la entrega de los premios no fueron mostradas la totalidad de las piezas ganadoras y señaló que siendo parte del Consejo de Premiación, el artesano Jesús Guerrero Santos introdujo a su hijo Adrián Guerrero como parte del jurado en la categoría de artesanía contemporánea. Una cuarta manifestación que este medio recibió, vino por parte de Rodrigo de la Cruz, originario de Guerrero, cuyo lamento le llevó a afirmar que tanto él como los miembros de su familia no volverán a participar considerando que la comitiva del jurado entrega premios a artesanos del que dudan del dominio del oficio.


Los reclamos fueron respondidos por parte de la directora del Premio Nacional de la Cerámica, Kathya Nambo, quien tiene cinco años al frente del certamen. La funcionaria explicó que se enfrentaron a problemas en la logística respecto a la visita del presidente Enrique Peña Nieto lo cual dificultó que imprimiera su firma.


“Se atravesó el informe del presidente y nosotros mandamos dos reconocimientos a firmar, de todos los galardones y se tienen que publicar en el Diario Oficial de la Federación como lo marca la ley para que pasen a jurídico a firma. Entonces es por eso que se dio un reconocimiento representativo, obviamente para entregarles algo significativo mientras llega original. Incluso en años anteriores no se firmaba ningún reconocimiento, solo el galardón presidencial, la mejor obra en el concurso pero desde hace tres años se han firmado todas las categorías”.


Aclaró que le llamó la atención que se inconformaran pues durante la entrega de cheques, ella misma entabló diálogo con los ganadores y les expuso la situación. Según comentó, “Adrián Guerrero Santos es catedrático del ITESO y este año se decidió por parte del Consejo del Patronato, en donde su padre Jesús Guerrero Santos es miembro, invitar a tres jurados por trayectoria un jurado especial que se dedican a calificar escultura y la categoría contemporánea”.
Dejó claro que el consejo de premiación se integra por miembros a nivel federal con representantes del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el Fondo Nacional para las Artes (Fonart), el gobierno estado, del Ayuntamiento de Tlaquepaque y Tonalá. “La selección de jurado se hace a nivel nacional, y me llama la atención porque Jesús Guerrero Santos tiene años siendo parte del patronato y fue incluso presidente, como lo es Rodo Padilla. Todo el Consejo del Patronato se congrega a principio de la administración, este grupo se autorizó por el gobierno entrante y son 14 integrantes”.

Además dijo que no ha recibido en su oficina ninguna intención de queja ni visita por parte de artesanos y acerca de la entrega mencionó que el gobernador Aristóteles Sandoval  llevaba el tiempo recortado, razón por la cual decidieron no mostrar todas las piezas ganadoras. Sobre los dobles premios, no dio comentarios.