“Falta de cultura provoca pérdida de valores”

Jesús Vázquez Torres, de 85 años de edad es la principal memoria de la casona denominada Recinto de Juárez, inmueble habitado por el presidente Benito Juárez en el año de 1864.
Jesús Vázquez Torres, de 85 años de edad, a la principal memoria que guarda la historia de esos pasajes de la vida política y social de México.
Jesús Vázquez Torres, de 85 años de edad, a la principal memoria que guarda la historia de esos pasajes de la vida política y social de México. (Luis Carlos Valdés de León)

Saltillo, Coahuila

En la actualidad, la casona denominada Recinto de Juárez, sede del Colegio Coahuilense de Investigaciones Históricas, ubicado en la esquina de Juárez y Bravo en el Centro Histórico de Saltillo, el inmueble habitado por el presidente Benito Juárez en el año de 1864 durante tres meses de su gobierno itinerante tras la intervención francesa, hoy tiene en Jesús Vázquez Torres, de 85 años de edad, a la principal memoria que guarda la historia de esos pasajes de la vida política y social de México.

Con años cuidando este sitio y servido de guía de los visitantes en la casona de típica arquitectura mexicana con arcos y patio central, sabe que la frase "entre los individuos como en las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz" es uno de los principales legados de Benemérito de las Américas.

Sin embargo, Vázquez Torres reconoce que en la actualidad, la falta de cultura e información en la población ha provocado la pérdida de esos valores y por ende la falta de respeto a los derechos de los demás se ha hecho evidente.

"Hace falta más cultura, más información en la población, no todas las personas llevan a cabo esta idea en sus vidas; esto provoca que no se respete el derecho de los demás y a sus ideas, pero se debe trabajar para retomar esto sobre todo entre los jóvenes", señaló minutos antes de cerrar las puertas de este recinto que data del año 1635, siendo la construcción más antigua que la propia Catedral de Santiago, iglesia que comenzó su edificación en 1745.

Nacido en Monterrey, Nuevo León, tiene 23 años en Saltillo, convocado por el entonces gobernador Oscar Flores Tapia, de oficio linotipista, trabajó 20 años para un periódico de la ciudad de Torreón.

Colaborando en la impresión de varios medios, finalmente fue traído para elaborar la Revista de Historia de Coahuila, que hoy se elabora en esas instalaciones.

No la considera su segunda casa, esta todo el día, lo ve como su casa. Él cuenta la historia del paso de Benito Juárez todos los días, no se considera historiador. De carácter serio, incluso un tanto más frío que el clima que prevalecía en la ciudad, dice que él sabe de historia porque se ha dedicado a leer y estudiar los libros.

El recorrido inicia en la biblioteca del Colegio Coahuilense de Investigaciones Históricas, que tiene grandes imágenes de Sebastián Lerdo de Tejada, José María Iglesias.

Esta biblioteca tiene miles de volúmenes, con libros que datan de los años 1700 a 1800. Muchos de ellos se han desechado, reconoce.

En el Auditorio Juan Antonio de la Fuente, se realizan diversos coloquios y reuniones con las logias masónicas, abogados, entre otros. Además en la entrada hay dos áreas en que se pueden llevar a cabo eventos culturales.

Grandes fotografías de llaman la atención, pero Vázquez Torres enfatiza su atención en una que muestra a Benito Juárez y en el fondo de la imagen, parecen garabatos, pero las letras describen la vida de quien salió del Estado de Oaxaca para trascender en la historia de México. Al pie de la imagen se lee: "El cadáver de Juárez descansa ya, su memoria vivirá eterna en la memoria de América", pronuncia.