Recibe Premio BBVA “padre de la inteligencia artificial”

El trabajo de Marvin Minsky se considera de los más importantes porque impulsó que la computadora fuera la primera máquina universal.
Es catedrático de ingeniería eléctrica y ciencias de la computación.
Es catedrático de ingeniería eléctrica y ciencias de la computación. (EFE)

Madrid

El estadunidense Marvin Minsky, considerado el “padre de la inteligencia artificial”, fue declarado ganador del Premio Fundación BBVA, Fronteras del Conocimiento, en la categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El catedrático George Gottlob del departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Oxford, Reino Unido, en nombre del jurado, y de la Fundación BBVA, anunció al ganador del premio en su sexta edición.

En su acta, el jurado destacó “sus trabajos sobre el aprendizaje de las máquinas, en sistemas que integran la robótica, el lenguaje, la percepción y la planificación además de la representación del conocimiento basada en marcos que conforman el campo de la inteligencia artificial”.

Minsky es catedrático de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y titular de la Cátedra Toshiba of Media Arts and Sciences.

La Fundación BBVA indicó que fue uno de los fundadores en la década de los 50 de la inteligencia artificial, quien buscaba transformar las entonces máquinas de calcular en máquinas inteligentes, capaces de incorporar funciones propias del pensamiento y capacidades humanas.

Precisó que el impacto de esa contribución fue enorme porque la computadora convencional pasó a convertirse en la primera máquina universal de la historia, tanto por la ampliación continua de sus capacidades, como por la aplicación en un inmenso abanico de áreas presentes en nuestra vida cotidiana.

Es además autor de contribuciones esenciales, teóricas y prácticas en matemáticas, ciencia cognitiva, robótica y filosofía.

Tras recibir la noticia de la concesión del premio, dijo seguir convencido de que se llegará
a crear máquinas, al menos tan inteligentes, como los humanos.

Sin embargo, no es muy optimista respecto al plazo en el que podría lograrse: “Depende de cuánta gente trabaje en los problemas adecuados. Ahora mismo no hay ni recursos ni investigadores suficientes”.

“Los grandes avances en Inteligencia Artificial se dieron entre los 60 y 80. En los últimos años no he visto nada que me sorprenda, porque ahora la financiación se enfoca más en aplicaciones de corto plazo que en ciencia básica”, comentó.

La de Tecnologías de la Información y Comunicación es la segunda categoría de los premios en su edición 2014, después de que la semana pasada se anunciara la de Cambio Climático para el biólogo estadunidense Christopher Field.

En próximas semanas se anunciarán las categorías: Ciencias Básicas, Biomedicina, Ecología y Biología de la Conservación, Música Contemporánea, Economía, Finanzas y Gestión de Empresas; y Cooperación al desarrollo.