Realizan mural en la escalinata de la rampa Altamira

Artistas plásticos recuperan los espacios públicos para brindar otra visión de Tijuana
Mural Altamira
(Cortesía)

Tijuana

La escalinata de la rampa Altamira ofrece un nuevo mural, colores que buscan la identidad de la población y que aluden a nuestra cultura prehispánica.

También es un reconocimiento al natalicio de Octavio Paz, con el objetivo de impulsar la creación de espacios de convivencia para la comunidad, comentó Victoria Zepeda Sotelo, coordinadora de Animación y Cultura Popular del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC).

"Este mural surge a partir de la iniciativa de artistas urbanos de la ciudad y también de la voluntad del Ayuntamiento de revitalizar espacios. Es la idea de aportar al espacio urbano para generar nuevas dinámicas en nuestra ciudad. Echar mano de la cultura mexicana, y reinventar a una identidad muy local. Es un circuito muy importante; encontramos todo un distrito académico muy importante. La idea es generar más espacios para generar la convivencia", explicó.

En la barda perimetral de la Casa de la Cultura y en la escalinata de la rampa Altamira, el peatón y los colonos pueden observar las creaciones de los artistas que participaron en el proyecto, confirmó el coordinador de la Casa de la Cultura Altamira, Marco Antonio Labastida.

"Es para toda la comunidad tijuanense rescatar este tipo de espacios y sobretodo que la misma ciudadanía se involucre en esto; es para conducir a toda la gente al arte", comentó.

Alejandro Ramírez y Eder García son dos artistas que participaron en el proyecto.

"La verdad desde que la miramos con la pura estructura se nos imaginó la serpiente emplumada", comentó Ramírez.

"Me impresioné al ver que el trayecto de casa a la escuela era un desastre, ahora van a llegar con otra mente a la escuela, van a llegar con las ganas de aprender", dijo García.

Con la creación de estos murales se fomenta la rehabilitación de espacios públicos a través del arte.

Entre las obras destaca un mural con el rostro difuminado de Octavio Paz y otro con un fragmento de su poema "Hermandad", como una forma de honrar al Premio Nobel de Literatura de origen mexicano.