Reabrirán el museo arqueológico de Calixtlahuaca al público

Permitirá conocer los primeros asentamientos de la época Precolombina hasta la Conquista Española; enfatizarán principalmente el templo circular de la zona y piezas prehispánicas.
Tiene por objetivo acercar a la población a sus orígenes.
Tiene por objetivo acercar a la población a sus orígenes. (Tania Contreras)

Toluca

El museo de Calixtlahuaca será reabierto el 21 de marzo, con el objetivo de acercar a la población a sus orígenes, a través de piezas representativas para esta zona como el dios Ehecátl, informó el director del Instituto Municipal de Medio Ambiente Pedro Daniel García Muciño.

"Será la oportunidad de aprovechar el pasado y origen de zona matlatzinca, con el único templo circular en el valle de Toluca", indicó, pues mostrará la importancia de la zona arqueológica de Calixtlahuaca y del mismo cerro del Toloche.

Permitirá conocer los primeros asentamientos de la época Precolombina hasta la Conquista española, donde enfatizarán principalmente el templo circular de la zona y la reproducción del dios Ehecátl en tamaño real, debido a que el original está en el Museo de Antropología e Historia del Estado de México.

El acervo que la gente podrá observar pertenece al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y se conforma por alrededor de 60 piezas arqueológicas entre originales y reproducciones. El espacio está pensado en la lógica del viento, por ello es un recinto medianamente circular como la pirámide, explicó.

Refirió que fueron alrededor de dos años los que tardaron en abrir este recinto, recordó que la administración pasada realizó los trabajos de la obra civil, y en 2013 esta administración estuvo a cargo de la museografía, con la definición de piezas y los trámites para poder hacerlo ante el INAH, debido a que son piezas del patrimonio nacional que requieren de restauración, conservación, catalogación y al final el comodato, con el objetivo de que queden al resguardo del ayuntamiento. Respecto a la museografía, mencionó que resulta muy atractiva y fue realizada con el apoyo de la Universidad del Estado de México a través de la coordinación de museos de esa institución, desde hace meses.

El costo por el acceso a la zona arqueológica incluirá la entrada al museo que tendrá un tamaño de alrededor de 80 o 90 metros cuadrados y que tuvo el apoyo de el INAH, la secretaría de Turismo y el ayuntamiento.