Recuerdan a Ricardo Garibay a 15 años de su partida

El escritor Rafael Pérez Gay calificó al cronista Ricardo Garibay como uno de los cronistas fundamentales del siglo XX.
Ricardo Garibay
Ricardo Garibay

Cd de México

Con la presentación del volumen Ricardo Garibay. Antología (Cal y Arena, 2013), compilado por Josefina Estrada, se recordó en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes a la vida y la obra del escritor hidalguense a una década de su partida.

Ante la presencia de los hijos de Ricardo Garibay, Ricardo y María, Rafael Pérez Gay definió al cronista como uno de los escritores fundamentales del siglo XX mexicano, si bien su obra cruzó el tiempo de las letras mexicanas dominada por una paradoja: "la rara contradicción que se enquistó en la vida de Garibay cuando decidió ser parte del selecto círculo de escritores que también eran un personaje".

"A ese personaje se le debe lo más notable de su obra; tiene también la maldición de los autores prolíficos y las agitaciones de una vida larga, extravagante, feliz. Su aliento declarativo alardeaba, hablaba muy bien, conocía el español como muy pocos escritores", destacó el también editor.

En la sesión, que también contó con una adaptación escénica del cuento "María Antonieta", dirigida por Xavier Villanova, quien actuó al lado de Leonora Cohen, Guillermo Vega Zaragoza recordó que Ricardo Garibay nunca llegó a ser lo que quería y debió ser por derecho propio: un escritor reconocido arrolladoramente, premiado y aplaudido por un público unánime, "en punta de los que conforman su generación y de los que vinieron después y no alcanzaron a forjar un estilo tan propio, una prosa de cadencias bravas, 'un amor tan perfecto al oleaje feliz de las palabras', como lo definió Leñero".

"Pero los hombres se van, mueren, todos morimos, moriremos. Esa es la única certeza que a todos nos iguala, a la que no escapará nadie, ni los más poderosos, ni los más laureados, ni los más soberbios. Y lo único que nos queda para escapar un poco del olvido, si algo se hizo bien, es la obra. Por la obra será uno salvado y por la obra habremos de ser condenados. Y lo que nos queda es una obra vasta, rotunda, con alturas y precipicios, desigual como es la propia vida, porque para Garibay la vida sólo tenía sentido si podía escribir y escribirla."

El volumen Ricardo Garibay. Antología se compone de más de 600 páginas, en los que Josefina Estrada presenta cuentos, memorias, crónicas, semblanzas, diálogos y paraderos literarios que marcan etapas significativas en la vida de Ricardo Garibay, así como reflejan su capacidad para retratar personajes populares y compartir con los lectores el lenguaje de los mexicanos, tanto de la clase alta como la de los estratos sociales más bajos.

Ricardo Garibay nació en Tulancingo, Hidalgo, el 18 de enero de 1923; murió en Cuernavaca, Morelos, el 4 de mayo de 1999. Fue narrador, ensayista, cronista y dramaturgo. Estudió derecho en la UNAM. Fue profesor de literatura en la UNAM; jefe de prensa en la SEP; conductor del programa "Calidoscopio: temas de Garibay", en Imevisión; presidente del Colegio de Ciencias y Artes de Hidalgo.