"Radamisto", mezcla de acción y drama: Martin Haselböck

Sobre la ópera de Handel, el director vienés explica que “las obras maestras verdaderas tienen algo que siempre es actual”.
Se presentará en el Palacio de Bellas Artes los días 6, 8 y 9 de este mes.
Se presentará en el Palacio de Bellas Artes los días 6, 8 y 9 de este mes. (Rosa Frank)

México

Al preguntarle a Martin Haselböck cómo se decide el montaje de una ópera como Radamisto, de George Frideric Handel, el director y organista vienés responde que siempre “se buscan historias que puedan ser contadas a la sociedad de nuestros días. Las obras maestras verdaderas tienen algo que siempre es actual”.

Ensalzado por compositores como Mozart y Beethoven, Handel escribió óperas en que las que “te encuentras con dioses o figuras que no son reales —afirmó Haselböck en conferencia de prensa telefónica—. Sin embargo, en Radamisto por primera vez tenemos figuras de la vida real, personajes con todas las emociones y sensaciones diferentes”.

En Radamisto, agregó el director, “Zenobia, mujer que muere pero luego es revivida, es una figura trágica que sabe reaccionar en tiempos en que abundan los problemas, en tiempos de terror, de guerra. La situación de la ópera es actual, aunque en la actualidad tenemos situaciones mucho más dramáticas”.

Al director de la orquesta barroca Musica Angelica, con la que se presentará Radamisto en el Palacio de Bellas Artes los días 6, 8 y 9 de noviembre, dice que fue “uno de los primeros éxitos de Handel. Es una ópera muy dramática y muy poderosa, con momentos en que sientes que el tiempo se detiene. Con la música busca crear una atmósfera mágica”.

La historia de este montaje está marcada por el éxito, asegura Haselböck: “Fue dirigida por un amigo querido, Hans Gratzer, quien desafortunadamente murió de cáncer cuatro años después de su estreno en Viena. Desde entonces, como ha tenido tanto éxito, ha sido enviada a muchos lugares alrededor del mundo. La presentamos en Estados Unidos alrededor de 40 veces y también la hemos llevado a Sudamérica y varias capitales europeas. Será la primera vez que se presente en México”.

Músico que ha dirigido en México a la Orquesta Sinfónica de Viena en el Festival Cervantino y, en calidad de organista, ha tocado en el Festival de Música de Morelia, Haselböck comentó que la puesta en escena “estuvo influida por figuras épicas. La idea era crear una atmósfera entre la inmovilidad y el movimiento extremo. En cuanto al vestuario, por momentos sientes que estás dentro del teatro kabuki. Para los cantantes es muy difícil, sobre todo en ciertas arias, porque además tienen que actuar. La combinación de actuación y canto siempre es un reto”.

Fundado en 1992, el ensamble Musica Angelica, que tiene su  sede en Santa Bárbara, California, utiliza instrumentos de la época de Handel y Bach, según indicó su director. “Tocamos copias de estos instrumentos e incluso algunos originales. Desde hace diez años soy director de este ensamble que combina a algunos de los mejores especialistas en la música antigua. En Los Ángeles, donde nos presentamos con frecuencia, tenemos un público que incluye a muchos jóvenes. Es uno de los grupos más destacados de música antigua en Estados Unidos”.

Debido a la crisis económica, en Estados Unidos muchas orquestas han sufrido varios recortes de parte de los apoyos gubernamentales. Sin embargo, Haselböck afirma que “han surgido muchos donativos particulares para ayudarnos. Las orquestas han tenido dificultades, pero sobrevivirán gracias a los apoyos privados. Eso sucederá, yo soy optimista al respecto”.