Publicarán un libro póstumo de Carlos Fuentes a fin de mes

Se trata de un texto acerca del líder político colombiano Carlos Pizarro, según anunció Silvia Lemus, viuda del escritor mexicano.
La también periodista hizo el anuncio en el Palacio de Bellas Artes.
La también periodista hizo el anuncio en el Palacio de Bellas Artes. (Jorge Vargas/Secretaría de Cultura)

México

Aquiles o el guerrillero y el asesino, obra póstuma de Carlos Fuentes, aparecerá en librerías a finales de mayo o principios de junio de 2016, anunció Silvia Lemus, viuda del escritor, en el homenaje que se le rindió al literato ayer en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con motivo de su cuarto aniversario luctuoso.

“Es un libro sobre un gran líder colombiano, Carlos Pizarro, que después de entregar las armas para poner fin a las guerrillas y tratar de conseguir la paz, fue asesinado en un aeroplano, en un viaje en el interior de Colombia para comenzar su campaña como presidente de la República. Era un gran personaje, un héroe trágico, moderno y Carlos Fuentes estuvo impresionado por él”, comentó la periodista.

En la mesa Carlos Fuentes está hoy aquí, Ignacio Padilla, Federico Reyes Heroles y Cecilia Toussaint leyeron en voz alta fragmentos de tres textos póstumos del escritor.

Padilla expresó su emoción respecto a que Aquiles o el guerrillero y el asesino sea pronto publicada, pues, dijo, recordaba que en un encuentro de escritores en 2002, en Tampico, Fuentes leyó fragmentos de ese libro.

“Muchos años después le pregunté sobre qué había pasado con ese libro sobre Colombia, pensé que lo había dejado. Fuentes le dedicaba mucho tiempo a sus libros. Me decía que estaba cambiando tanto la realidad colombiana que le estaba cambiando y recambiando la historia de lo que quería escribir, y llegué a pensar que no iba a concluirlo. Me da mucho gusto, en recuerdo a ese pasaje particularmente violento que es el del asesinato del protagonista en un avión”, expuso.

Señaló que la trayectoria de Fuentes estuvo estrechamente vinculada con el cine, por lo que está convencido de que si hubiera alguien que no conociera su obra y quisiera saber cuál era su visión, lo encontraría en su visión del cine: “Él empezó a hablar de sí mismo a través de su idea del cine, no de la literatura, sino que utiliza el cine para hablar de yo y lo mío, es algo que no aparece en sus ensayos políticos y demás. Me parece que es en el cine donde está el Carlos Fuentes más libre y gozoso”.

Lemus también expresó: “Desde joven leyó, se nutrió y se formó a través de los clásicos, pero no fue una lectura de un joven común y corriente, ya que desde su infancia vivió en diferentes países con sus costumbres, escuchó y aprendió diferentes idiomas; vio distintos paisajes, pero sobre todo dentro de la cotidianidad familiar. Carlos logró ser un joven que leía; con todo eso que había acumulado, esa multicultura, podemos decir que era un joven globalizado”.

Reyes Heroles recordó una conversación con Carlos Fuentes el 14 de mayo de 2012: “Lo oí animado; me platicó del baile del centenario, próximo proyecto en mente, del peso físico de los libros que tenía que leer para esa novela, alrededor de 30 kilos. Me dijo: ‘Imposible llevarlos a Londres. En México no se puede trabajar bien, la vida social es muy intensa’, se quejó. Le repliqué que él era el primer provocador de esa vida social. Se rió. Quedamos de ir al teatro y quedó en disparar la cena.

“El martes 15 recibí la llamada. Ha muerto. No salía yo del azoro: sí, se murió Carlos. Nos engañó, se veía tan bien, mostraba tanta energía, su actividad era tan intensa que nunca dejó asomar ni cansancio ni aviso de que sentía llegar el fin”.