Proyectan en México obras fílmicas de Andy Warhol

En la Anonymous Gallery son exhibidas tres películas realizadas por el artista pop, además de que es evocado su legendario estudio.
Una de sus cintas está dedicada a una exploración del beso.
Una de sus cintas está dedicada a una exploración del beso. (Especial)

México

Es probable que casi cualquiera conozca alguna obra pictórica de Andy Warhol, ya sean sus Cajas de brillo, sus Sopas Campbell o sus Dípticos de Marilyn. Pero su labor cinematográfica es muy desconocida: “Uno mira sus pinturas y la mayoría son coloridas o al menos muestran imágenes con las que nos podemos relacionar, pero sus películas, especialmente las primeras, son trabajos muy experimentales, minimalistas y abstractos con las que la gente no se identificaba, y además era muy difícil que les gustaran si tenían que estar sentados por seis horas”, explicó a MILENIO Joseph Henrikson, director de la Anonymous Gallery, que trae por primera vez a México una muestra del trabajo fílmico del artista pop en su exposición Eat, Sleep, Kiss, con los tres filmes con esos nombres, que fueron facilitados por el Museo Andy Warhol de Pittsburgh.

“Estos actos son partes esenciales de nuestra vida: todos necesitan comer, dormir y besar, lo cual de alguna manera representa el amor, una necesidad, aunque abstracta, muy necesaria. Ya en una cuestión curatorial, cuando tú entras a la galería y caminas por el pasillo principal, vas a ver una luz que representa el amor a través de Kiss, pero entre más te adentres a la izquierda te vas a encontrar con Sleep y a la derecha con Eat, los cuales te pueden distraer de tu búsqueda del amor”, explicó Henrikson.

Sleep (1963) muestra al poeta Jon Giorno mientras duerme durante cinco horas y 20 minutos; en Eat (1963), el artista Robert Indiana aparece comiéndose un hongo durante 45 minutos, mientras que en Kiss (1963) Warhol retrata a distintas parejas, tanto heterosexuales como homosexuales, mientras se besan, “y esa exploración de la sexualidad es una de las tantas cosas por las que era tan conocido”.

La entrada de la galería está cubierta de papel aluminio, con lo cual se rinde un homenaje a The Factory, el estudio de Warhol, que “fue el lugar donde creó todo su trabajo: ahí realizó sus colaboraciones con músicos y grupos de la talla de Jimi Hendrix, Bob Dylan, The Rolling Stones y The Velvet Undreground. Todo el tiempo ese lugar estaba repleto de celebridades, poetas y hasta adictos. Para nosotros esta instalación es un homenaje a ello y por eso también vamos a mostrar expresiones artísticas como lecturas de poesía y performances”.

Sobre los tres filmes, Henrikson aseguró que se debe al diálogo que existe entre ellos pues las tres actividades son necesidades humanas básicas, además de que estos son primeros filmes y en ellos existe un reflejo del progreso artístico, “aunque creo que Eat, Sleep y Blow job también hubiera funcionado”.

“Warhol logró una integración cultural: fue capaz de crear películas, pinturas, hacer colaboraciones musicales, televisivas e, incluso, hacer de sí mismo un gran personaje. Por ello su legado no se queda en su arte sino que es todo lo que reunió y aquello que le rodeaba. Alguien me dijo que era

 sorprendente que los billetes de 500 pesos mexicanos tuvieran a dos artistas, y estoy seguro de que si alguien pudiera aparecer en los dólares probablemente no sería Warhol, pero debería de serlo pues es uno de los artistas más influyentes que han salido de EU”, concluyó.

La muestra podrá ser visitada hasta el 23 de octubre en la Anonymous Gallery, Lago Erne 254, col. Pensil.