"Protesta" de hormigas para proteger Amazonia

Medio millar de insectos portó hojas que emulaban pancartas con letreros dirigidos a la canciller alemana, quien se reunirá con la brasileña.
Las hojas tenían mensajes escritos en alemán como “Ayuda” y “Salvemos la Amazonia”.
Las hojas tenían mensajes escritos en alemán como “Ayuda” y “Salvemos la Amazonia”. (Oliver Berg/AFP)

Berlín

Aproximadamente medio millón de hormigas portaron hojas que simulaban pequeñas pancartas en un zoológico de Colonia, Alemania,  los cuales tenían letreros escritos en alemán con mensajes como “Ayuda”,“salvemos la Amazonia” o “Merkel, ayudanos”, en los que pedían rescatar la selva brasileña, ello por el encuentro que sostendrán los gobiernos de esos países.

La idea de la protesta y la utilización de los insectos fue propuesta por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés) como un mensaje en el que se le pide a la canciller, Angela Merkel, que incluya el tema de la Amazonia en su agenda durante su visita a Brasil.

Los organizadores de la protesta colocaron las pequeñas inscripciones en las hormigas corta hojas —una especie que vive en las regiones tropicales— en las que se leían consignas como “Salvemos la Amazonia”, “Solidaridad”,  “Merkel, ayúdanos”, entre otros.

Con esta acción organizada en el zoológico de Colonia, la organización de protección de naturaleza busca presionar a la canciller alemana a que adopte compromisos para defender la selva amazónica, en el marco de su encuentro con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la cual está programado para el jueves.

“El gobierno alemán debe aprovechar este encuentro para renovar los esfuerzos colectivos a favor de la preservación de la selva tropical de la Amazonia”, declaró Christoph Heinrich, miembro del consejo de administración de la WWF en Alemania.

Explicó que los proyectos de reformas en Brasil amenazan con abrir la explotación de algunas reservas naturales para actividades agrícolas, mineras y energéticas.

Denuncian deforestación

Los indígenas ayoreo totobiegosode de Paraguay denunciaron que la empresa brasileña Yaguareté Porá destruye cada mes cientos de hectáreas de bosques titulados a nombre de los nativos en la región del Chaco paraguayo, y que la extensión deforestada supera 10 mil hectáreas.

“Los trabajos de deforestación prosiguen en forma ininterrumpida por parte de la firma Yaguareté Pora”, declaró en un comunicado el representante jurídico de los ayoreo, el abogado Julio Duarte.

La firma ha destruido 10 mil 100 hectáreas de bosques, según el seguimiento de Gente Ambiente y Territorio (GAT) que realiza junto a otras ONG pruebas con fotos de satélite que los indígenas han llevado ante las autoridades.

Las tierras están situadas en el departamento de Alto Paraguay, parte del territorio ancestral de los totobiegosode y cuya restitución está pendiente desde 1993.

La ONG pidió en una denuncia presentada ante la Fiscalía que “se impulse la restitución del territorio ayoreo totobiegosode y la paralización total e inmediata de la deforestación” del territorio indígena.

La denuncia hace constar que en el territorio que está siendo afectado por la deforestación vive un grupo de indígenas (los jonoine-urasade) en estado de aislamiento voluntario, cuya vida corre serio riesgo, según la ONG.