Promueven cultura rarámuri con videojuego

Con recursos del Conaculta, inicia el proyecto en 3D basado en la cosmogonía tarahumara; se podrá acceder al título desde varios dispositivos electrónicos.
El personaje principal se tiene que ganar la bendición de los semidioses (el venado y el oso, entre otros) para que intercedan por la humanidad.
El personaje principal se tiene que ganar la bendición de los semidioses (el venado y el oso, entre otros) para que intercedan por la humanidad. (Especial)

Chihuahua

La idea es salvar al mundo. Para ello se cuenta con un presupuesto de 350 mil pesos y con la ayuda de Mulaka, un rarámuri que se tiene que ganar el respeto y bendición de los semidioses (el venado, el oso, el ocelote, el pochapis, la serpiente de agua) para que intercedan por la humanidad ante el dios Lucero de la Mañana.

El dinero fue aportado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a través del fondo Yoreme, mientras que Mulaka es obra de Lienzo, un estudio de animación y software que creó este héroe rarámuri, un aprendiz de sukurame para protagonizar primero un art book (libro ilustrado) y más adelante un videojuego basado en las tradiciones y cultura rarámuri. 

“Mulaka —cuenta Édgar Serrano, uno de los tres fundadores de Lienzo— comienza su aventura sin mucho conocimiento. Pero conforme avanza la historia, adquiere las habilidades para convertirse en sukurame, una especie de chamán o mago que se encarga de recuperar las almas de hombres (que tienen tres) y mujeres (que tienen cuatro)”.

En la cultura rarámuri, el universo se destruye cada cierto tiempo. “El dios Lucero de la Mañana o el dios Luna se decepcionan de la humanidad y nos destruyen para que volvamos a renacer”, explica Serrano, de 26 años. A Mulaka le corresponde usar sus seis armas y crear pociones y recetas mágicas para convencer a los Repa Gatígame (Los de Arriba) de que aún no es tiempo de otra destrucción cíclica de los Teré Gatígame (Los de Abajo). Con el dinero aportado por Conculta, Lienzo (fundado por tres jóvenes chihuahuenses) comenzará a trabajar en el libro ilustrado, que estará listo en siete meses y podrá consultarse a través de una aplicación en PDF en iPad, Kindle y celular.

Nacerá así el primer superhéroe rarámuri. “Creo que todo esto que veneramos como los ninjas, los piratas o los samuráis es básicamente por la iconización que hace Hollywood”, dice al explicar su intención con Mulaka. Lo que hace falta en México es hacer algo similar, tomar las culturas que ya tenemos y recrear sus eventos heroicos”.

Además de crear un superhéroe, el proyecto llenará así un hueco en la historia de México que ni siquiera ha podido ser llenado por internet.

“Cuando comenzamos el proyecto, nos topamos con la falta de información sobre los rarámuris. En internet hay muy pocas cosas, sobre todo si se busca de la época anterior a la llegada de los jesuitas tras la conquista española”, dice Édgar.

Acudiendo a la tradición oral y desempolvando libros de antropólogos, recrearon el universo de este pueblo que, hay que recordarlo, se replegaron a lugares inaccesibles de la sierra tarahumara para evitar que los jesuitas los evangelizaran.

El art book permitirá, por ejemplo, ver por primera vez cómo luce un Ganoko, que es un gigante de piedra muy presente en la tradición oral de esta cultura pero de la que no hay registro visual de sus características físicas. “Nosotros lo creamos con una descripción didáctica y respaldada en explicaciones culturales”, dice Serrano.

Se refiere a que detrás de todo su trabajo de investigación estuvo la asesoría de Makahui, un rarámuri que es músico y promotor cultural. “He ayudado en la traducción y en algunos conceptos que me pide Édgar. He inducido un poco cuál es el mecanismo de qué poner y qué no poner, respetando las cosas sagradas porque a veces la gente quiere poner cosas muy sagradas que no está permitido”, dice.

Pero mientras se avanza en el art book, Lienzo trabaja en otra vía: la creación del videojuego Mulaka, el objetivo inicial de este estudio, que no ha podido realizarse por falta de recursos económicos. “Si conseguimos suficiente financiamiento, animaremos el art book para convertirlo en un videojuego”.

Muchas instituciones ha mostrado interés, por ejemplo las universidades (la Carnegie Mellon de Pittsburg y la de Nueva York) pero con la condición de que el videojuego sea desarrollado en Estados Unidos. Pero Lienzo quiere hacerlo en México.

El videojuego permitiría introducir otros elementos culturales además de procesos gráficos. Por ejemplo, correr. “Si por algo se conoce a los rarámuris es por su aptitud de corredores”, comenta Serrano. En el videojuego, Mulaka explotará esa habilidad para salvar al mundo. “La mecánica de correr se reflejará en el videojuego porque se difuminara el mundo, vas tan rápido que no puedes distinguir lo que está a tu alrededor”.

Contenido del juego

Personajes míticos:

Ganoko o gigante de piedra

Rusíwari o piedra chupaalmas

Uribi o trol


Habilidades de Mulaka:

Correr

Hacer pociones

Conseguir bendiciones


Armas:

Club: mazo

Bow: arco

Dagger: daga

Spear: lanza

Staff: cetro

Atlatl: lanza