México inscribe 16 acervos en Programa de Memoria del Mundo

El trabajo de Fray Bernardino de Sahagún y las partituras manuscritas autógrafas del músico Julián Carrillo forman parte de los documentos que obtuvieron su registro.

Ciudad de México

El trabajo de Fray Bernardino de Sahagún (1499-1590), las partituras manuscritas autógrafas del músico Julián Carrillo 1905-1910, los documentos sonoros de Henrietta Yurchenco y los Acervos Históricos 1825-1958 del Centro de Documentación e Investigación Ferroviarias, entre otros, forman parte de los 16 acervos documentales que obtuvieron su inscripción en los Registros del Programa Memoria del Mundo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En un comunicado se informó que debido a las acciones dedicadas en favor de la salvaguarda del patrimonio cultural de los pueblos, así como la conservación y su difusión, además de preservar, valorar, organizar y poner a disposición del público contenido de relevancia histórica, la Secretaría de Cultura, la UNAM, así como instituciones públicas y privadas obtuvieron sus respectivas constancias en la Capilla del Palacio de Minería, en el marco de la Feria Internacional del Libro.

Acompañada de Mercedes de Vega Armijo, directora general del Archivo General de la Nación; Francisco Javier López Morales, director de Patrimonio Mundial del INAH, y el secretario general adjunto de la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO/SEP, César Guerrero Arellano, la presidenta del Comité Mexicano Memoria del Mundo, Rosa María Fernández de Zamora, indicó que con estos reconocimientos México se coloca en el sexto lugar por número de registros a nivel internacional, en el primero de América Latina y el Caribe, mientras que a nivel nacional logra 37 registros.

En su oportunidad, la titular del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, Teresa Márquez Martínez, comentó que la inscripción de Memoria del Mundo es "muy importante, ya que finalmente el patrimonio del ferrocarril, aunque no tiene todo el reconocimiento que se merece en muchos sentidos, está haciéndose un espacio en la vida y la cultura. Es importante porque mucha gente piensa que son fierros viejos.

Al aludir a las versiones de que tanto el cine como los ferrocarriles ya no funcionan, aseveró que no se dan cuenta que "es la historia del Siglo XX, es la historia que construyó el México moderno, es la máquina que los llevó adelante".

Señaló que este es el primer reconocimiento que obtiene el centro del cual es titular, "y es uno de los pocos que obtiene un patrimonio de tipo industrial en el mundo".

Los registros a nivel internacional que obtuvieron su inscripción son el trabajo de Fray Bernardino de Sahagún (1499-1590), conformado por los códices Florentino y Matritense y que presentaron México e Italia; así como por los expedientes judiciales relativos al amparo mexicano que contribuyeron a la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Mientras que los de carácter regional son para la Correspondencia de la Guerra de Castas en Yucatán, que preserva la Secretaría de la Cultura y las Artes del Gobierno de Yucatán; las series y colecciones del Archivo General Municipal de Puebla (1532 a 1963), del Archivo General Municipal de Puebla en más de 25.6 metros lineales de documentos; las partituras manuscritas autógrafas del músico Julián Carrillo, 1905-1910 (autor del Sonido 13), las cuales preserva el Conservatorio Nacional de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Respecto a los registros de tipo nacional, se encuentran la colección de Publicaciones Periódicas Mexicanas de la Hemeroteca Nacional de México (1728-1917), de la Hemeroteca Nacional de México de la UNAM; la Fonoteca Nacional obtuvo un reconocimiento de Memoria del Mundo por los documentos sonoros de Henrietta Yurchenco.

Asimismo, el Canto General de Pablo Neruda. Primera edición México 1950, que preserva la Biblioteca Histórica José María Lafragua, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; la Ópera Medicinalia. Primer impreso de Medicina de América que preserva la Biblioteca Histórica José María Lafragua de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; el archivo de negativos, publicaciones y documentos de Manuel Álvarez Bravo, los cuales preserva el Archivo Manuel Álvarez Bravo; las colecciones cinematográficas testimoniales de la Revolución Mexicana 1898-1932 de la Filmoteca de la UNAM; el Acervo Román Piña Chán, de la Universidad Autónoma de Campeche; el archivo personal del arquitecto Mario Pani Darqui, de la Biblioteca Cervantina del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, y el registro a la campaña de fomento a la lectura de las librerías Gandhi, en sus separadores 2001-2015.

Cabe señalar que Memoria del Mundo es un programa creado por la UNESCO en 1992 para salvaguardar el patrimonio documental del mundo en sus múltiples soportes que representen un valor universal.